La Arquitectura es Arte

Xocoyotzin Vázquez | @LuisXoco

 

<<A lo largo del tiempo se ha discutido la naturaleza técnica y artística de la Arquitectura, muchas veces arrastrándola de un lado a otro, mutando su definición de acuerdo a quien la describe y define; sin embargo, como tal, en su esencia la Arquitectura debe cumplir con ciertos requisitos que la conformaron y constituyeron en un principio, debe mejorar la calidad de vida del ser humano.

favela

De acuerdo a la Real Academia Española, en su diccionario de la lengua, define a la Arquitectura como: “Arte de proyectar y construir edificios.” Definición base que nos permite observar parte de su esencia.

En el inicio de la apropiación[uso] de espacios para poder habitarse y desempeñar la vida, el ser humano buscó la forma de mejorar su calidad de vida, el quid de la Arquitectura, protegiéndose de los elementos y amenazas que podría implicar la intemperie o el espacio abierto.

Pronto esa necesidad de guarecerse, refugiarse y vivir mejor, evolucionó hacia una proyección de lugares más amables y aptos para ser vividos. El cerebro humano entró en acción, cumpliendo su objetivo de herramienta para la supervivencia y aprovechamiento del entorno, pasando ahora a modificar activamente el espacio: moldearlo para su vida, esculpirlo para habitarlo y así cubrir sus necesidades de confort y supervivencia.

Así, podemos ver como al inicio, cuando el humano buscó un lugar para desempeñar parte de su vida, se presentó la idea de un lugar, un espacio que cumpliera con ciertas necesidades, se proyectó la idea de lo que se necesitaba… quizá sin construirlo todavía con sus propias manos, pero ya implicando un pensamiento arquitectónico: un lugar que cumple con las necesidades de supervivencia y a la vez sea lo suficientemente cómodo y agradable* para ser habitado.

unidade-habitacional-de-marselha-franca-foto-de-fabio-scrugli

Es quizá en ese punto, en el que el hombre pasó de apropiarse de un lugar preexistente a modificar el espacio y construirlo, fue que nació verdaderamente lo que entendemos por arquitectura: “Arte de proyectar y construir edificios.”

De esta manera surge la interrogante de si ¿Todo lo que se construye es arquitectura?, y a su vez, ¿Todo lo que es Arquitectura es arte? Las respuestas surgen de una observación y pensamiento lógico simple e incluso sentido común con respecto a lo que se entiende de forma natural.

No todo lo que se construye es Arquitectura, sin embargo lo que se construye para habitarse sí lo es. No todas las cosas que son construidas tienen el destino de albergar actividades humanas, o ni siquiera son espacios que lo permitan, sin embargo, una vez que se destina a ser habitado y es factible utilizarlo (más allá de si sea cómodo o facilite la vida) forzosamente se constituye un pensamiento para proyectar un espacio moldeado por la construcción humana para cubrir ciertas necesidades, convirtiendo esto en Arquitectura.

De este modo, podemos decir que existen tres formas de hacer Arquitectura: la vernácula, la no-profesional y la profesional. Tres maneras que encuentran su base en quién la hace y el resultado obtenido, todo fundamentado en el objetivo principal y la búsqueda artística de una composición útil para los diferentes niveles y tipos de necesidades humanas.>>

MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO NITEROI - 007

Todo ese palabrerío era parte de lo que tenía pensado escribir para ustedes y así justificar detalladamente mi punto, muy profesionalmente; tener una primera participación pomposa y de calidad, pero no, no voy a hacer eso, no voy a ser tan serio cuando nos vamos a estar leyendo constantemente por aquí, para eso ya está mi blog

La Arquitectura es arte, no hay de otra. Sin embargo, hay que comprender que para que algo sea arte existen reglas, conlleva técnica y se debe cumplir con ciertos requisitos.

La buena Arquitectura es arte; una composición espacial que cubre las necesidades emocionales, físicas, estéticas y de supervivencia del ser humano es forzosamente artística y cumple con los requisitos para ser una pieza de arte. Se necesita de talento y sensibilidad para crear de tal manera que se cumpla con lo necesario para habitar y al mismo tiempo enriquecer la calidad de vida desde las diferentes dimensiones que necesita para esto el ser y la vida misma.

Mi bien amado Jorge Luis Borges dijo que el trabajo del artista era transformar lo que sentimos, percibimos y anhelamos en símbolos propios del arte. En el caso del arquitecto, el trabajo es conocer (percibir) lo que se necesita y utilizar los símbolos de la arquitectura (herramientas materiales e intengibles) para alcanzar y dar respuesta a ese anhelo.

Incluso uno de los más técnicos arquitectos de la historia, el buen Jeanneret (Corbu), dijo que la arquitectura “es cosa de arte, un fenómeno de emociones, que queda fuera y más allá de las cuestiones constructivas.” “es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz.”

arquitectura

Inclusiveel escéptico de la decoración, enemigo a ultranza de las artes cotidianas y aplicadas en su época de proto-racionalismo, el pleno ascenso de la modernidad, Adolf “hombre culto” Loos, entendía y aceptaba a la Arquitectura como un arte.

Aúnal principio de la “profesionalización” del arquitecto, cuando la Arquitectura era un oficio aprendido, se enseñaba y aprendía como un arte, una de esas que pasarían a formar parte de la lista clásica renacentista de las 7 Bellas Artes, destinadas a enriquecer y enaltecer la vida y perseguir la estética. Nada raro que se aprendiera hasta hace no tanto en conjunto con Pintura y Escultura.

Ya Paladio, en ese punto en el que las artes dejaron de ser trabajos manuales de segunda categoría, reconstruyendo lo dicho por el buen Vitrubio (¿Creían que no lo iba a mencionar?), aceptaba esa inamovible básica de los requisitos propuestos por el primer escritor registrado de Arquitectura, concibiendo que la Arquitectura debe ser: Utilitas, Firmitas y Vetustas. (Componentes elementales que permiten alcanzar la respuesta a las necesidades básicas del hombre de un espacio útil, confiable y que sacie su búsqueda estética; así dándole confort físico y mental, emocional)

¿Dónde radica su esencia artística? La Arquitectura no es arte porque sea estética, lo es porque busca saciar sensiblemente en una composición talentosa las demandas físicas y psicológicas del cuerpo y la mente y las necesidades estéticas y emocionales del ser.

Todo esto me lleva a recordar lo que iba a escribir en todo aquél palabrerío del inicio: Las tres formas de hacer Arquitectura.

En un principio tenemos la Arquitectura Vernácula, hecha por los “no-arquitectos”(académicamente). Es aquella que surgió cuando no existía esa entidad oficial del arquitecto como tal. Es la Arquitectura que hace cualquier persona que no haya recibido educación formal para ello con la voluntad de construir y cubrir alguna necesidad espacial. Es empírica.

Mientras tanto, la Arquitectura Profesional se caracteriza por los requisitos que debe cumplir y porque necesariamente está hecha por alguien que ha recibido una educación formal para esto. Inalienablemente debe ser arte. Busca resolver espacialmente lo que se necesita en los distintos planos del ser humano. Es decir, es hecha por personas facultadas para (y que logran) entender y atender esos requisitos fundamentales que resultan en mejorar la calidad de vida, por lo cual es una obra de (y es) Arte.

12741

También está la Arquitectura no-profesional [después de releer varias veces, creo que prefiero referirme a esta manera de hacer arquitectura como arquitectura no-artística, que sería algo mucho más acertado y exacto], que podría parecer ser la vernácula, pero eso está muy alejado de ser así. Se trata simplemente de la Arquitectura que no cumple con los requisitos físicos y/o emocionales para mejorar la calidad de vida del ser humano, no es arte.

Muchas veces la Arquitectura no-profesional/no-artística está hecha por arquitectos que no son capaces de crear una composición verdaderamente artística que enriquezca y facilite la vida. De hecho, existen composiciones vernáculas [obviamente] de arquitectos no académicos/profesionales (refiriéndonos a que no recibieron una educación formal) que cubren esas necesidades y requisitos para llegar a ser arte, a partir del conocimiento empírico y la sensibilidad suficiente para serlo.

Así, la Arquitectura Vernácula suele ser no artística, pero sí puede llegar a ser arte. La Arquitectura profesional tiene la obligación de serlo. Y la Arquitectura no-artística es justo lo contrario a ser arte, sin importar quién la haya creado (empíricos o académicos).

De este modo, la Arquitectura es Arte, aunque no todas sus creaciones lo son; al igual que la Pintura es Arte, pero no todo lo que se pinta es Arte; pero siempre deben aspirar a serlo. Ser arte determina la Arquitectura trascendente y que no sólo sacia unas necesidades en detrimento de otras, sino que las contempla como un conjunto para cumplir su objetivo de mejorar la calidad de vida del ser humano. Cuando es arte, es cuando cumple con lo que se necesita espacial y emocionalmente, enriqueciendo la vida.

*Con agradable nos referimos a un espacio que permitiese a la mente e instinto del hombre sentirse lo suficientemente cómodo y a salvo como para habitarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s