La obligación del Arte

Xocoyotzin Vázquez | @LuisXoco 

El ser humano es un ente vivo que es incapaz de entenderse a sí mismo y le es, a su vez, imposible hacerlo con todo lo existente. Pero hay algo que esta misma afirmación conlleva, y eso es precisamente que el ser humano al ser incapaz de entender ciertas cosas significa que es capaz de entender, es decir, tiene la capacidad de pensar.

52b202ad1766b_800x534

El pensamiento es la más grande virtud y herramienta que tiene la especie humana, un factor que muchos entendemos como su posible medio de justificación para su existencia, aunque no su razón. Además de esto, es también un ser capaz de sentir y tener emociones.

Abaratando la demostración de la existencia del yo de Descartes, “Cogito, ergo sum”, el ser humano es capaz de percibir, sentir y pensar… su existencia se centra y demuestra precisamente en ello.

De este modo, aunque la única existencia axiomática es la mía, y el paradigma científico demuestra que el pensamiento, las emociones y todo lo que nos constituye son herramientas evolutivas, podemos considerar que ese pensar y sentir constituyen un ser con diferentes niveles y elementos. Cualquier animal piensa y siente, pero el ser humano lo hace, hasta cierto punto, conscientemente.

3

Así, el ser humano puede tener un pensamiento más complejo o desarrollado que otras bestias, complementado por su capacidad de sentir y racionalizarlo. Por esto mismo, su existencia y su ser tienen necesidades distintas a las de mera supervivencia física y ajenas a las de lo puramente terrenal.

De acuerdo a la pirámide de Maslow, el ser humano tiene distintos niveles de necesidades físicas que sacian lo más elemental para la supervivencia del ser orgánico, pero a su vez existen necesidades psicológicas y emocionales que llevan al individuo a los niveles de autorrealización y salud mental.

Pese a que Maslow nos propone que la salud mental y las necesidades básicas emocionales llegan después de las físicas, la verdad es que ambas van ligadas de la mano, aunque para el instinto la primera (la de supervivencia) siempre será más importante… aunque sin la otra (la emocional), se puede llegar a no querer ésta.

En el plano mental y emocional, podemos llegar a explicar la necesidad humana del arte, quizá un concepto muy difícil de definir y lleno de abstracción en el cual lo fundamental, simplistamente, está en la búsqueda humana de expresión y belleza. Así podemos entender la necesidad primitiva de generar las iniciales obras y piezas que no sólo contemplaban un uso herramental sino de trascendencia sentimental y psicológica imprimiendo en un objeto o creación algo que les demandaba su ser (espiritual, emocional, psicológico o cualquier apelativo que se le dé) y que terminaba por enriquecerlos no sólo físicamente si no en la esencia de su ser.

De esta manera podemos decir que la obligación del arte es saciar ese grito inicial de los adentros del individuo que le exigen expresarse y hacer uso de algún medio para plasmar eso que le pide su esencia enriqueciendo no sólo al creador sino también a los espectadores (planeados o no) en un plano estético, emocional, sentimental, mental e incluso espiritual*.

Cumpliendo su obligación de saciar necesidades psicológicas-emocionales, se trata de una verdadera obra de arte… donde me repito al decir que hay procesos artísticos pero no toda pieza con algunos elementos no lo son.

Siendo la Arquitectura un arte, es fundamental que sacie ese plano del ser que le exige el yo del individuo, sin embargo se diferencia elementalmente por un factor: es también una ciencia destinada a ser habitada.

Al final, toda pieza de arte contribuye a mejorar la calidad de vida del hombre, aunque lo hace desde un ángulo no muy práctico para la supervivencia, mientras que la Arquitectura sí requiere de servir de igual manera a las necesidades físicas para la preservación de la vida.

Así, la Arquitectura debe cumplir con la obligación del arte pero al mismo tiempo con la de una construcción y obra habitable, un equilibrio que le permite ser verdaderamente eso, arte. Es decir, se debe albergar la actividad del hombre y también enriquecerlo en sus planos básicos y emocionales, aspirando a enriquecer pero sin pretender imponer, solucionando lo que entiende.

_DSC0623

La obligación del arquitecto (el artista) es ser profesional, entregar una pieza que cumpla con  ambas necesidades corporales y mentales del hombre, porque si no fuese así mejor que nadie estudie arquitectura, que al final lo único que se necesita son cuatro paredes que sostengan un techo, nada de ciencia y menos de arte.

_____________________________

*Entendiendo espiritual como la esencia del yo, el ego del ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s