Adiós al siglo XX

Alejandro Peralta |@LiricoAlejandro

 Garciamarquezmin

Con la reciente muerte de Gabriel García Márquez, Latinoamérica perdió algo más, algo que la hizo destacarse por todo un siglo, un realismo que nos hizo imaginar, soñar y creer que teníamos algo mucho más valioso que la miasma que nos enajena con síndromes de bajeza. Ya no estamos tan solos, sólo estamos viejos.

RULFO 2

Se ha ido perdiendo el sueño del pueblo; ¿Qué nos queda?, seguir soñando y no olvidar que la búsqueda de la felicidad es eterna. No nos rendiremos ante la crueldad que se avecina; los mismos dolores, las mismas dolencias que se mudan de un lugar a otro. Moriremos, eso es cierto, pero lo que dejamos debe ser mágico, indómito ante lo venidero. La sociedad avanza, pero sabe de dónde viene (a veces).

 Comala también se nos perdió hace tiempo, pero siempre volvemos a ella con reminiscencias silenciosas que se acrecientan con miradas de reojo a lo que nos fue definiendo. Somos realismo mágico a costa de un tiempo definido. Crecimos dentro del sueño de nuestros padres, y ahora soñamos dentro de lo que somos y hemos sido.

 Autorretrato_de_Juan_Rulfo_en_el_Nevado_de_Toluca_d_cada_de_1940-300x300

Volveremos a conocer a los Buendía, volveremos a instaurar promesas vagas e imposibles: “Te prometo que volarás, que estarás surcando los cielos de la mano de quien amas. Te prometo el mundo, el universo y mis besos. Te prometo que nada estará mal y que nunca morirás”. Seguiremos siendo parte de un cuento o novela que nos volvió mágicos.

Somos lo último del siglo XX, somos los responsables de mantener vivo el recuerdo. Vendrán nuevas generaciones, vendrán los cambios y cuando menos nos demos cuenta, lo mágico sólo estará en nosotros… Pronto, seremos los que, orgullosos y tristes, escuchemos las palabras “la magia no existe”; sabremos que avanzamos con o sin lo que nos definió en algún momento.

“Ustedes son el futuro” ¿Recuerdan esas palabras?, pues ahora estamos aquí, somos el presente y estamos listos para hacer del mundo, nuestro mundo. Seguiremos teniendo errores y aciertos, pero esta vez somos la generación de la magia, la generación de las promesas más allá de la realidad.

¿Están listos?

Yo sigo con miedo.

Les prometo que todo valdrá la pena.

Una respuesta a “Adiós al siglo XX

  1. El Boom, en particular la obra de GGM, sirvió para llevar cierta literatura que entonces se escribía en Latinoamérica a los escaparates de todo el mundo. Paralelamente, la explosión latinoamericana del así llamado “realismo mágico” creó, ante los ojos del lector extranjero, una imagen tanto barroca como exótica de nuestro continente de la cual no nos hemos podido desprender por completo. Creo que la muerte de Gabriel representa una suerte de transición, de dejar atrás cierta tradición que, si bien útil y beneficiosa en su momento, hoy representa un lastre para quienes buscamos crear (¡en pleno inicio del s.XXI!) una obra alejada del vuelo de mariposas amarillas, de muchachas que levitan. Hay que leer a los autores del boom, es cierto, pero desde nuestra época y críticamente. El realismo mágico, me parece, es un tópico más que agotado. Exploremos nuevos rumbos, enterremos (pero antes leamos) a nuestros ancestros. Descanse en paz el señor adorable del bigote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s