Estructura de la casa: sucesión autocompasiva

Omar Téllez/ @wlaseva

811129293_7df46f2eaf_n

0

(nada)

1

uno punto seiscientas dieciocho veces toqué las extremidades

1

sucias  del espacio y del mutismo

 2

uno punto seiscientas dieciocho veces crecieron

mis manos asidas a los muros de la casa

3

el cuerpo es un objeto más en el mundo;

su geometría no euclídea le da volumen,

forma; y otros adjetivos visuales

5

mis manos asidas a los muros desgastaron la casa

en la cacofonía de sus estancias

mis inmundas manos preñaron

el pequeño mecanismo de los días;

y la diminuta geografía del instante.

 

8

el cuerpo es un objeto más en el mundo,

es un clavo ardiendo en la frente

                       azul de los instantes.

ahora la casa es un altar de piedras

en que el cuerpo porta sus líneas

sobre los fragmentos de una estructura que comprende

y desnudo entre las ventanas

 el cuerpo se asoma a oír, el ruido ocre del mundo.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s