Cuando él habla

Luis Raygadas / @Estupro_blema

    Yo siempre he querido crear una mitología propia, desde la cosmogénesis, hasta el fin del mundo; con todo y sus monstruos, fieras y titanes. Existen dos universos en mis textos, aquel de los textos más “realistas” y aquel de los textos más fantasiosos. En el universo más fantasioso existen dos dioses, les dejaré un breve monologo escrito por uno de ellos; a quién solo llamo Él espero que lo disfruten.

 La-luz-hecha-arte-protagoniza-una-exposición-en-Londres

    De entre las sombras por mucho tiempo te he observado, y sé que tú me has mirado con curiosidad, aunque no sepas quién soy, ni qué soy, ni qué es lo que hago. Tú no me recuerdas y creo que jamás podrás recordarme; pero por todas nuestras vidas, yo he vivido odiándote. Tu sola existencia siempre ha sido insulto para mí.

    Recuerdo la primera vez que nos encontramos, en el inicio de nuestras existencias, en nuestro triste día de cumpleaños; el mismísimo amanecer de las edades. Nacimos juntos y crecimos solos, como cualquier criatura de las que nacieron de nuestras míseras  entrañas.

    Tú tan selectivo, tú tan preferente; mirando sobre tu hombro para asegurarte de que no te siga. Yo siempre te estoy siguiendo, sé que aunque lo intentara no podría dejar de seguirte; ya que estamos destinados a estar separados solo por el delgado velo de nuestra diferencia.

    Tú siempre fuiste las estrellas con las que todos se maravillaban, mientras que yo era la oscuridad que los aterraba. La noche siempre fue mi territorio y por eso es que tú te escondías; en las estrellas, sabiendo que la noche más oscura puede ser más absolutamente negra que la claridad que puede proporcionar el día más brillante.

    La luz favorece a pocos, y siempre los ha favorecido. El regalo del fuego es lo que distinguió a los humanos de los animales, y ahora ellos son los que dominan la tierra; pero los humanos por siempre tendrán miedo a la oscuridad. Temen a lo desconocido porque los asesinos y los leones cazan de noche. Muchos seres de todas las especies han buscado refugio en mis mil brazos que cortan el alba, y en ellos todos han encontrado asilo, pero tus rechazados, por siempre tentando en mi por una linterna; nunca van a ser iluminados en mi noche por tu luz divina, mientras que las sombras aún pueden cubrirlos durante el día.

    Me entristece saber que tú nunca podrás destruirme y que yo nunca podré matarte, pero como dioses antiguos, primitivas bestias y olvidadas efigies; siempre buscaremos nuestra destrucción absoluta. Te odio, odio todo sobre tu existencia y mi odio por ti trasciende las edades; y aún si tú me mataras, yo reencarnaría en el gusano que devoraría tu cadáver.

    En la noche yace el misterio y del misterio nacen muchas virtudes, la humanidad nunca habría descubierto la luz de no ser por la oscuridad; la músico no habría nacido alrededor de la hoguera y los humanos nunca habrían tenido que rezarnos, a sus dioses.

    Mientras que la luz a poco ilumina, la oscuridad, poco a poco; todo lo devora. Tú espera, algún día bajaré de la luna y los abrazaré a todos con mis  mil brazos, todos escucharan la música de mis tierras y aquel será el día que el mundo bailará a mi ritmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s