Turn Blue – The Black Keys

Rubén Vital / @Jude_Sb

The-Black-Keys-Turn-Blue

Tras una exitosa gira de estadios con el álbum ganador de tres Grammy’s -El Camino- el dúo de Akron, Ohio, regresa con su octavo álbum de estudio titulado “Turn Blue” bajo el sello Nonesuch Records y con la coproducción de Brian Burton, mejor conocido como Danger Mouse.

Burton ha colaborado con Dan Auerbach y Patrick Carney desde el álbum del 2008 “Attack & Release”, ganándose un lugar como tecladista y coescribiendo las 11 canciones del disco. Con todo y eso, The Black Keys sigue siendo una banda de dos y lo demuestran con gran seguridad.

Siete minutos de duración y una entrada acústica que da paso a la percusión de Carney, es la manera en que empieza “Weight of Love”, un movimiento audaz para dar comienzo a el álbum.  Dan Auerbach lamenta “I used to think, darling, you never do nothing/But you were always up to something” marcando su regreso al blues que acostumbraban, con solos sobre solos.

La dosis funk la da “In Time” con unos “ooh ooh’s” coreados que se convierten en una guitarra gimiendo y unos falderos cortesía de Dan,  para cerrar con trompetas que acompañadas con la canción que lleva el título del disco -“Turn Blue”- mantienen un nivel de sensualidad palpable, con un coro suave que coquetea con el bajo hasta el final de la canción; el cuál sigue haciéndose notar en el primer sencillo “Fever”. Con un sintetizador, riffs cascabelozos y un ritmo más acelerado la convierte en el himno de la fiesta.

Predomina un lado conmovedor en las letras con falsetes cristalinos, como el que azota contra el rasgueo de la guitarra en “Waiting On Words” para acabar con el romanticismo: “Goodbye, I heard you were leaving/Won’t try changing your mind”.  Dan barre sus preocupaciones amorosas con un potente bajo en “10 Lovers” que con un órgano Hammond y percusiones apretadas, ofrece un funk de excelente calidad, capaz de poner a un estadio a aplaudir a la par.

“Gotta Get Away” es la muestra de que empezamos bien y termina aún mejor, siendo una gran y despreocupada tonada de rock sin sentido, con letras al estilo de Credence Clearwater Revival.

Más audaces y descarados, The Black Keys parecen tener mejor planteado el camino que buscan tomar, mezclando el soul sesentero con garage rock del medio-oeste sin caer en la incoherencia, mutando de entradas acústicas y rasgueos potentes a silos y coros psicodélicos; dejando que la predominante sombra de blues que les ha caracterizado por más de una década se asome.

Calificación: 8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s