Las escenas hechas poesía: Jean Luc Godard

Alfonso Blanco / @alfonsoblanco

“How do we kill all that time? asked Odile. Franz had read about an American who`d done the Louvre in nine minutes 45 seconds. They`d do better” narra el mismísimo Jean-Luc Godard en una elegante voz en off para la escena que forma parte de la película  Band á part  (1964).

banda-aparte

Odile (Ana Karina), una chica joven bastante ingenua, vive con su tía en una casa a las afueras de París. Asiste a un curso para aprender inglés. Ahí conoce a sus dos acompañantes: Arthur (Claude Brasseur) y Franz (Sami Frey). En realidad, los dos hombres son unos delincuentes hechos y derechos que se aprovecharan de la confianza de Odile y la convencerán para robar en casa de su vieja tía.

Con Banda aparte podríamos escribir varias cuartillas sobre la vanguardia y los aspectos cinematográficos que encontramos en uno de los filmes más importantes de la Nouvelle Vague, de la cual, Godard es uno de los principales exponentes; por ahora, nos centraremos en la escena donde los tres compañeros corren por  el museo de Louvre.

Bande à part – Run Through The Louvre

La escena dura menos de 40 segundos, pero se ha convertido en un icono del cine mundial. En realidad toda la película está repleta de poesía hecha imagen. Podemos, de igual forma, rescatar la escena donde bailan espontáneamente en el centro de un café parisino. La escena, como se menciona en el DVD especial que lanzó The criterion collection), tiene referencias de Paris en cinq jours (Pierre Colombier-Nicolas Rimsky/1925. En ella, Godard inventó un personaje llamado Jimmie Johnson, un estadounidense de California que recorrió toda el museo en 9 minutos con 45 segundos. Al terminar la escena, la voz de Godard nos comunica que Arthur, Franz y Odile batieron el record por dos segundos.

La escena es una oda a la libertad que vendría a explotar con el mayo francés. La juventud parisina salió a las calles para protestar contra el gobierno de su país. Jean Luc Godard, al pertenecer a un grupo de ruptura y vanguardia como lo fue la Nouvelle Vague, plasmó de manera abierta su ideología y la concepción de su época. En la escena, los amigos corren en sentido contrario a la circulación de los asistentes y burlan al guardia de seguridad cuando este trata de detenerlos en su carrera. La imagen podría tener toda esa carga de libertad que los jóvenes despedían en esos años, un deseo por la libertad que el mundo no ha presenciado de igual forma.

sdfgsdfg

Jean Luc Godard  se encargó de cultivar un cine espontáneo, alejado de los convencionalismos y técnicas que se presentaban como intocables para los directores de cine. Saltos de eje, cámara en mano y rodajes sin iluminación especial fueron las características que Godard imprimió en el cine que realizaba. En la misma línea creativa, Godard experimentó al mezclar ficción con partes casi documentales que contienen intertítulos o comentarios de autor. La trascendencia de su cine es significativa para la cultura y las artes de nuestros tiempos. Prueba de ello son estas dos expresiones artísticas: una que ofrece un homenaje a Banda aparte  y la otra que la utiliza la escena para generar una crítica.

The Dreamers (Bertolucci, 2003)

Isabelle y su hermano Theo se quedan solos en París mientras sus padres  se van de vacaciones. Deciden invitar a un joven estudiante norteamericano, Matthew.

Además del contenido sexual que sirve como guía para los tres jóvenes que se descubren sexualmente, Bertolucci compone una película a partir de las protestas que se llevaron a cabo en la Cinemateca Francesa. Los tres personajes recrean escenas de películas como Persona, Jules et Jim, À bout de suffle entre otras. Dentro de esas escenas destaca el homenaje que Bertolucci realiza a Banda aparte. En uno de los retos que el trió se impone, deben batir el récord establecido por los personajes en la cinta de Godard. Hay destacar el cuidado con el que Bertolucci compone la escena al punto de ser idéntica a la del director francés.

Bande à Part (1964 – The Dreamers(2003)

Una breve historia del legado de Jimmie Johnson (2006) Mario García Torres

“Todas mis obras tienen que ver con cuestionar el sistema del arte, el mundo del arte, las estructuras que hacen que el mundo del arte funcionen. Mi trabajo en ese sentido es muy similar al trabajo de los primeros artistas conceptuales que también intentaban cuestionar eso” comenta Mario García Torres (Monclova, 1975). García Torres se ha convertido en uno de los artistas más importantes a nivel internacional, exponiendo en museos como el de Reina Sofía en España.

 wertqert

En Una breve historia del legado de Jimmie Johnson, García Torres reúne ejemplos que muestran la relación entre el cine y el museo. Partiendo de la escena ya comentada en Banda aparte, reúne a un grupo de jóvenes visitantes para que recorran los principales museos de México para establecer un nuevo récord en la visita de los recintos culturales. El mexicano cuestiona al espectador y el hecho de visitar un museo. Es una mirada crítica para hablar de la mirada como proceso de creación y plantear así una perspectiva crítica sobre el simple hecho de mirar imágenes.

12334

Es innegable la belleza y el trasfondo que tiene la escena de Godard, ya que como lo demostraron los dos artistas, la lectura de una película y sus escenas debe ir más allá de la mera búsqueda por una conexión lógica.

Hay que buscar en las entrañas de la imagen, buscar su belleza y descubrir la poesía que nos quiere recitar muy quedamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s