Poema a la miseria

Alejandro Peralta | @LiricoAlejandro

002-OLMO-CALVO-VICTIMIAS-DE-LOS-DESAHUCIOS

Despierto crudo

a cientos kilómetros de casa,

la sangre en mi boca, como un sueño,

todo me sabe a cerveza y marihuana.

¿Qué hago aquí?

Me esperan en el metro Tacubaya,

una mujer buena,

una mujer llena de nada.

¿Por cuánto te vendes?

Regálame las heridas de tus alas,

alas de ilusiones perdidas

en el fondo de tu alma.

Es ya muy noche,

los hombres regresan del trabajo,

tambaleando a sus casas,

la mirada de los niños

se vuelve gris esperanza.

Todo se pierde,

en una ciudad tan grande:

la compañía, los amores,

las insensatas amistades.

¿Volveremos a reír,

a reír como antes?

Sólo me queda volver a respirar,

continuar mi camino

y deshacer las huellas,

perderme entre la gente,

tomar el metro a las 8:00 a.m.,

dejar destinos perdidos,

mudarme,

irme lejos.

Demasiados amigos

que extrañaré en la partida,

nuevos amigos se asoman,

nuevos amigos se avecinan.

Bueno, creo que es momento de ir a cenar,

mañana me voy,

Los tacos se ven bien,

la cerveza está helada…

Creo que mañana será otro día

exactamente igual a hoy.

Bienvenidos a mi mundo:

la continuidad de esta miseria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s