Zona de Confort

Daniel Esteves | @PielDeElefante

Las clases de las 7am provienen de una especie muy divertida. A días odiadas, a días amadas. Siempre dan de que hablar o por lo menos a mí me hacen pensar un poco. Estaba sentado, rascándome la cabeza, y escuche por vez primera del Idea &Phenomena, libro que nos sumerge un poco  al mundo del arquitecto Steven Holl y por gracia o desgracia escuché una voz de algún compañero que decía algo como: ¿leer? ¿Para qué? Pensé que estaba bromeando, como yo suelo hacerlo todo el tiempo respecto a la escuela y las responsabilidades que implica tener una formación universitaria y profesional más o menos de calidad, pero no era así. Mi compañero detesta la idea de tener que leer para poder adquirir cualquier tipo de información, y no lo culpo; si crecimos informándonos frente a un televisor.

Catedral_Brasilia

Oscar Niemeyer- boceto catedral de Brasilia*

Entrar a una universidad y creer que ella te dará todo lo necesario para tener una formación decente es un error. Los estudiantes de arquitectura padecemos una enfermedad en común: enfrascarnos en nuestro mundo estudiantil. Vamos a la escuela y recibimos evaluaciones inciertas. Nos hacen creer que lo que realmente importa es el pulso de tu trazo al hacer una perspectiva a dos puntos de fuga y claro la calidad de la técnica de color que apliques posteriormente, que el plumón no se vea tan plano y que gracias al prismacolor puedas lograr ese sentido de profundidad, todo para que luzca perfecto las 2 horas de revisión de anteproyectos.Y así crecemos en la escuela pensando que mientras el render se vea fino y de calidad o que sabemos si colorear y usar nuestros costos rotuladores en cada anteproyecto nuestras propuestas van a pasar; y si van a pasar pero por un superficial y anémico: pues se ve bien. Creemos todo lo que nos dicen en la escuela y lo defendemos violentamente contra opiniones de otros, y ni siquiera nos damos a la tarea de entenderlo. Vivimos en la burbuja escolar y pensamos que ese ecosistema lo es todo, evitando a toda costa tener un contacto directo con la verdadera arquitectura.

LA ESCUELA ES SOLO EL PRINCIPIO. Digo que solo es el comienzo de algo más grande y que nadie nos va a traer a la boca, solo nosotros podemos ir por eso. La escuela, en fin, es aburrida para mí por la seguridad que nos ofrece y la zona de confort a la que nos acostumbra.

Dibujo

*Pongo un boceto de Niemeyer queriendo traer al tema su gran capacidad de analizar el proyecto y dar soluciones, aunque su habilidad gráfica no era la mejor pero lo que realmente importa en un arquitecto es tu capacidad de pensar, pensar y traducir esas ideas en obras arquitectónicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s