Ritmo

Luis Raygadas / @Estupro_blema

Existieron poetas del beat que tecleaban en sus máquinas, con dedos ágiles, y que lograban hacer que se escuchara una tormenta rítmica al escribir. Yo no soy uno de ellos.

Ritmo

seated-woman-1913

Tocas la puerta con un ritmo que seduce, que me invita, y que me hace saber que hay algo muy bueno por venir.

Cuando te abro, tú me hablas, te me acercas, y una fuerza extraña hace que no quiera separarme nunca más de ti.

El nudo rojo del destino nos acerca, y nos ahorca con un nudo corredizo, que está para morir.

Nacimos solos, y morimos tan solos como lo estuvimos al nacer; pero mientras estemos vivos, y me mires, yo también te miraré.

Tú eres la danza más macabra que hace que mis articulaciones tiemblen, y eres el ritmo infernal que me hace vibrar. Tus manos tan delgadas estrujan mi corazón, pero solo logran hacerlo latir cada vez más.

Me tomas de la mano y me das vueltas por la habitación, parados en el techo y al revés. Tú eres la música, el baile y el compás; eres la vida, la muerte y eres mi país de nunca jamás.

Como una pústula, una fistula, una glándula que explota para secretar un fluido misterioso sobre mí; así se siente cuando te amo, y cuando me amas, junto con las voces que hablan en mi cabeza sobre ti.

Juntos abrimos los portales de un universo alterno, donde hay una fiera que se llama amor. Tiraremos las estrellas, aplanaremos las montañas, y secaremos las lagunas por placer.

La peste negra queda corta al compararse con los crímenes conducidos por nuestra gran pasión. Se cantarán en lenguas raras las hazañas que tú y yo, mi amada, aún no tenemos la fortuna de vivir.

Que sientan envidia los cometas, asteroides, lunas llenas, lunas flacas, y demás; ya que nunca conocerán una atracción que no sea gravitacional.

Haremos hula con los círculos del infierno, jugaremos con la Osa Mayor y derribaremos las casas de todos los planetas; para que el zodiaco jamás vuelva a ser igual.

La luz se ve tan torpe al moverse en la pista junto a ti, más que destellos; tus tacones son el fuego en el que se han de quemar todos los hombres que te saquen a bailar.

Y aunque me queme, y yo muera cuando pase esta noche; moriré muy satisfecho porque mi última cumbia  fue bailada junto a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s