Soledad en tres tomos

Alejandro Peralta / @LiricoAlejandro

tumblr_lwbk3gdxGf1qi1hx1o1_500

I

Al sueño de tus ojos,

confío la brevedad de tu mirada.

Al cariño que te brindo,

irradio silencioso cansancio

de este viaje

al interior de tu alma.

Guarda tu reflejo,

esconde el capricho

de volver a enamorarte.

La mujer te dejó solo,

como a mí,

te comprendo, amigo mío,

no siempre es un buen día.

 

II

 

Debajo de la luz,

desperté esta mañana

y había escapado el sol.

Día de sombras

y miradas

al hombre que quiso ser dios.

Cuida de mí, madre mía,

esta noche tengo miedo,

los faros iluminan

al asesino del reflejo

frente a mi espejo

que quiso ser dios.

Perdóname, amada,

no volveré a tu lado,

deja caer tu mano

en el frío suelo

del hombre que quiso ser luz.

 

 

(Si aún no han comprendido,

el hombre que quiso ser dios,

el hombre que quiso ser luz,

soy yo.)

 

III

 

Sólo quedas tú,

mujer solitaria

que blanda

un libro como un arma.

Deja atrás tus lecturas,

aprende que la vida,

como la muerte,

es infinita.

Toma mi mano

y olvidemos esta hórrida soledad,

ven esta noche a mi casa,

te invito una copa,

un silencio,

una mirada.

Puede que encontremos el amor

una vez más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s