David no da nada

Sineàd Marti / @_Macorina

1234

David no da nada. Se llama a sí mismo. Él sólo desea amor debajo del mantel. Su ley es el conflicto que se resuelve en el sillón de polvo.

Lo bueno de David es que ya tiene su lecho de muerte. Me gusta conocerme en él; a veces pienso en su bala,  perdida en mar ajeno. Y vivo sin él, sin sus montañas ni sus caras de sol.

David no da nada. Porque no lo ha tenido todo. Porque  se lava las manos después del amor. Da sangre a los extraños. Pero le quiero; con intención. Le quiero con la boca y la saliva.

En Agosto David muere. Como murió cuando era niña. Como morirá cuando cumpla los sesenta.

David no da nada. Mira desde arriba el alma de la falda corta.

Sé las mil voces, David. Que me digan en cuál de tus heridas he de matarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s