Más prestigio que talento

Luis Xocoyotzin / @LuisXoco

maxresdefault

 

Shigeru Ban, Premio Pritzker 2014

 

Un mal que aqueja universalmente a todas las disciplinas profesionales del hombre, es ese dónde la fama se antepone a la virtudes que el individuo tiene, ahí donde se generan ídolos de barro, vacas sagradas que son veneradas pero no tienen mayor utilidad.

Prestigio inmerecido, en cualquier labor, provocando que el talento sea relegado u olvidado para dar paso únicamente a la idolatría de la fama, el ser popular porque se es popular, porque sí. Abonándole un punto superior de valía a la mercadotecnia.

El premio Pritzker de Arquitectura es el premio internacional más prestigiosa que se tiene en la profesión, hay quienes lo llaman el Nobel de la Arquitectura. Y como todo, cuenta con un gran defecto.

Al igual que los premios Nobel, el premio Pritzker se otorga anualmente, y he ahí una gran duda: ¿Todos los premiados lo merecen?¿Se gana por talento o por que se está en los círculos adecuados de relaciones, en el mundillo interno de los premios?

En un momento dado, podríamos pensar que al ser entregado año con año un premio de dicha magnitud se podría llegar a agotar a los merecedores de dicha distinción, provocando un vacío donde al ser necesario entregarlo, se le entregue a alguien, quien sea, porque ya los mejores tienen uno; y [puede ser que] ese premiado no esté a la altura de lo otros pero había que dárselo a alguien.

Aparte de Foster, Hadid, Ban (por reciente), Tadao e incluso Herzog & de Meuron, ¿Existe alguien, arquitecto promedio, que se acuerde de los otros laureados de los últimos 15 años? Entre los estudiantes hay quienes no saben ni quien es Koolhas, ignoran la existencia de Zumthor, no lo saben pero conocen la obra de Utzon…

Richard Rogers con todo y su influencia política es a penas recordado por unos tantos, cada uno lo recuerdo por una cosa diferente, dejando a un lado al llamado en Europa “el último humanista de la arquitectura”; ya ni hablemos de Steven Holl.

Pero, ¿Quienes son Murcutt, Mayne, Mendes, Sejima, Shu y otros tantos? Quizá la fama de los otros los ha opacado, tal vez la ignorancia del presente es abrumadora entre nosotros o simplemente hay quienes lo han ganado porque había que dárselo a alguien y su popularidad ha sido arrazadora dejando en el olvido el talento que proponían otros o verdaderamente se consumieron en un prestigio que no les correspondía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s