México: Entre la indiferencia y la protesta infértil

Juan Gaitán / @Falsoconfalso *

Imagen1

¿Cuánto faltará para que llegue el presente?

El naranjo, Carlos Fuentes

 

Dime con qué México sueñas y te diré qué tipo de mexicano eres. Porque se vale soñar. Nuestro país es tierra fértil, abundante tanto en recursos naturales como en mentes brillantes dentro del campo de las artes y la ciencia. Sin embargo, también nos encontramos encerrados por estructuras sociales, políticas y económicas deshumanizantes, por un sistema educativo enfermo y atención sanitaria insuficiente y mediocre. Vivimos bajo el azote de la pobreza y la violencia.

Ante esta situación que describo a grandes rasgos –corriendo el riesgo del reduccionismo– son dos las respuestas comunes: o la indiferencia o la protesta infértil. Ni la una ni la otra generan una transformación positiva. Hay posmos que se aferran a la ciega persecución de su chuleta y hay indignados que están afónicos de tanto gritar a los políticos, mientras en las oficinas de gobierno se amarran compadrazgos con las ventanas cerradas.

Más bien habría que mirar hacia la realidad, corajudos (léase indignados, léase valientes). Es necesario rescatar el valor ético-social del término bien común –que nuestro sistema democrático ha convertido en mera demagogia y charlatanería– y aplicarlo con inteligencia a la realidad, en un proceso que desmantele y reconstruya nuestras ciudades hundidas en la corrupción.

Así es, aplicarlo a la realidad. Es necesario picar piedra. Aplicar nuestra ciencia a lo concreto. Sueño con un México distinto, sin esclavos, pero para eso es necesario agarrar a la realidad por los cuernos, discernirla agudamente echando mano de la herramienta de la interdisciplinariedad, y devolverle un rumbo que sí se dirija hacia algún sitio.

Me explico. Llenar las primarias de pizarrones inteligentes, computarizados –incluyendo las rurales, donde el profesor, un joven recién graduado de secundaria, asiste tres veces a la semana–, no es partir de la realidad. Tampoco lo es aquello que arguye mi profesor de Historia muy escandalizado: el mexicano promedio lee a duras penas un libro al año, ¡en cambio los españoles leen más de  siete! Pero no menciona que España no cuenta con sesenta millones de habitantes en pobreza, y lo que ello implica. Requerimos análisis veraces que conduzcan a nuevos bosquejos capaces de enfrentar los problemas con dignidad.

Un sueño transformador debe jugar ese dialéctico ir y venir a la realidad, con sus estructuras, pero agarrados del mazo de las ciencias y la tecnología, que están al servicio del ser humano.

México es un país bien particular. No encajamos en la clasificación de norte-americano como los gringos y los canadienses, pero tampoco somos centro-americanos. México es México, y punto. Es nuestro México, donde hemos construido las relaciones interpersonales que nos realizan como personas (hoy la gran mayoría de corrientes filosóficas admiten que el hombre sin relaciones humanas no es nadie).

No sueño con convertirnos en un país europeo, mucho menos norte-americano –¡jamás!–, pero sí que deseo una nación sin las esclavitudes que nos rodean, porque me niego a llamarme libre mientras me sé circundado de tantas personas con grilletes en las piernas.

Ése es mi sueño mexicano, sumar fuerza para liberarnos, pero hacerlo desde los avances humanos en los distintos campos del saber, sin caer en la protesta infértil o rendirme a la indiferencia, sin tener que esperar a que la clase política se regenere, sin mirarme el ombligo por la eternidad.

Insisto, dime con qué México sueñas y te diré qué tipo de mexicano eres.

Este texto fue publicado originalmente en Metascopios No.2, puedes leer la revista completa aquí

BxsEPOeIUAEigMz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s