Comodín

Omar Téllez / @wlaseva

IMG_0694

 

I

El mundo y muchos más

cabían en esa calle, inmensa

de tu cuerpo.

Podrías ser un siglo

y tantos,

tantos que no supieras ya lo que son los días.

 

Aquí no faltas,

sobra el ídolo y la herrumbre;

Aquí no hay más

solo las horas y las eras;

desvencijadas sobre el piso.

II

Muchas noches

te vi acumular culpas

en la herida;

esquina en que atracan

tus resacas

para hablarte de otros tiempos.

 

Esquirlas humanoides

se arrastran hasta tus olas;

la mar del delirio.

III

Muchas veces le vi

empuñar

resacas contra las horas.

Muchas veces su piel,

de paquidermo

inmovible.

y un suave rescoldo

de notas lentas

a pies de furia.

IV

Ves;

la tibia holganza

de tus vagabundeos.

Y sientes

la nota que dobla tus rodillas

 

Esperas;

macerar la sobria materia del tiempo

y no sabes ya sino de alcoholes

quemando las horas

con el lujo de tu cuerpo.

V

Después de superposiciones temporales

Supuse –como habría de suponerse –

su mirada

al dorso de las horas.

No tenía ensayadas propuestas

reminiscencias, de bestia ultramarina

para arrastrar la noche

cada noche

y  la muerte;

blandiendo sus verbos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s