De la vida al cine, del cine a Truffaut

Jaqueline Avila / @franzkie_

*Este texto fue publicada originalmente en Metascopios_ No.3, pueden leer la revista digital completa aquí o encontrarla gratuita en los puntos de distribución.

06

El universo de imágenes, de música, de personajes, de palabras y de amorosos y fetichistas detalles que François Truffaut construyó con su cinematografía, está cimentado sobre diversas pasiones que pueden resumirse en una sola: la pasión de vivir.

Una escena en la La nuit américaine (La noche americana, 1973) acaso resume al cineasta francés: Truffaut sueña…a continuación un niño se dirige a un cine, donde roba una serie de afiches de Citizen Kane de Orson Wells para después huir por una solitaria calle; un sueño: el espejo en el que Truffaut refleja la raíz de una vocación que solamente pudo culminar en la pantalla.

Es el principio

François Truffaut nace en París el 6 de febrero de 1932. Janine de Monferrand da a luz a su primogénito en el seno de una comunidad católica; el embarazo y alumbramiento de la joven se habían desarrollado con cierta clandestinidad. A los pocos días de nacer, el bebé es entregado al cuidado de una nodriza. El niño no verá casi nunca a su madre. Para 1933, Janine contrae matrimonio con Roland Truffaut, arquitecto-dibujante que reconocerá a François como su hijo.

Durante su niñez, la lectura representa para François el escape perfecto del entorno social que lo rodea. Truffaut lo recuerda así: “Mi madre no soportaba el ruido, en fin, para ser más preciso debería decir que ella no me soportaba. En cualquier caso, debía pasar desapercibido y quedarme sentado en una silla leyendo, no me permitía jugar, ni hacer ruido, tenía que hacer olvidar a los demás que yo existía”

Truffaut mantiene su gran afición por la lectura, que impregna fuertemente su trayectoria como cineasta. El homenaje a los libros y, sobre todo, al novelista Honoré de Balzac, es evidente. En Les Quatre Cents Coups (Los cuatrocientos golpes, 1959), Antoine Doinel, su protagonista, honra a Balzac construyéndole un pequeño altar; el personaje central de La peau douce (La piel suave, 1964) es un renombrado especialista en la obra del novelista francés; el título de la cinta Fahrenheit 451 (1966) -basada en la novela homónima de Ray Bradbury- responde a la temperatura en la que los libros se queman.

400-golpes-eres-un-nino-malo-que-no-vale-nada-L-6txJFN

Antoine Doinel (Jean-Pierre Léaud)

Truffaut también adapta obras literarias a la pantalla cinematográfica. Dos de sus más afamadas cintas están basadas en textos de Henri Pierre Roché: Jules et Jim (Jules y Jim, 1962) y Les deux anglaises et le continent (Las dos inglesas y el amor, 1971).

Es la adolescencia

El joven Truffaut desplaza su afición por la lectura por una gran pasión por el cine. El francés se vuelve asiduo visitante de las salas cinematográficas que tienen en Truffaut un efecto casi terapéutico. Siendo ya adulto, admite que el cine representó para él algo más que un refugio, llegó incluso a decir: “el cine me ha salvado la vida”.

El primer acercamiento formal de Truffaut al cine fue a través de la crítica. Tras algunas colaboraciones en revistas de segunda línea, a los 21 años ingresa como redactor a la afamada revista de cine francesa “Cahiers du Cinéma”, fundada por André Bazin. En 1955 realiza su primer cortometraje “Une visite” y en 1957 consigue cierta repercusión con “Les mistons” (Los mocosos).

Dos años después, y sin haber recibido una educación cinematográfica formal, debutará con el largometraje Les quatre cents coups (Los cuatrocientos golpes) y con él, ganará el premio al Mejor Director en Cannes. Pese a tener un estilo apasionado, espontáneo, directo, el cine de Truffaut destaca por el cuidado plástico-formal que lleva impreso; “por su poca virulencia”, según se le criticó en diversos medios franceses en los años 70′ y 80′.

Es la obra

Entre Truffaut y sus cintas existe una intimidad perpetua. Su cine asume con frecuencia el punto de vista de sus personajes, visión subjetiva que, a su vez, enmarca todo altibajo emocional o progreso hacia la madurez de su creador

Quizá uno de sus pocos detractores se halle en Jean-Luc Godard, leyenda viviente del cine francés, quien se refirió a Truffaut como uno de los culpables “de la realización de películas irrelevantes que pasan por alto las preocupaciones de los ‘trabajadores y estudiantes’ “.

Es el auteur

Truffaut

La obsesión por las figuras paternas persigue a Truffaut -quien nunca conoció a su padre biológico- durante toda su vida y acabará por permear su obra. Dice Federico Campbell en su libro Padre y Memoria (UAM, 2009) “si realmente hay un fantasma-ya lo sabía Shakeaspeare desde la primera página de Hamlet- ése es el del padre, que siempre tenemos en el hombro como perico de pirata”

La paternidad se refleja en Los cuatrocientos golpes. Así, no parece casualidad que la lección del profesor de inglés de Antoine Doinel sea ‘Where is the father?’ o que en la cinta L’enfant sauvage (El pequeño salvaje, 1970), el propio Truffaut se asigne la interpretación del profesor que se ocupa de las necesidades del niño protagonista que, abandonado en el bosque por sus padres, desarrolla conductas animales.

Pero Truffaut también expresa su cine en infancias problemáticas, en la búsqueda de la identidad y del amor; en personajes frágiles y tiernos, pero temerarios y admirables por la forma en que abordan sus obsesiones.

Godard tenía razón al sugerir que Truffaut encontró en el mundo del cine la familia que nunca tuvo, pero, tal vez, se equivoca al sugerir que sólo convertía al arte cinematográfico en un instrumento más para crear su propio yo. Truffaut no hubiera consentido esa artificialidad porque “la vida -como alguna vez lo dijo- tiene más imaginación que nosotros mismos.”

Fahrenheit (1966)

Fahrenheit (1966)

Jules et Jim (1962)

Jules et Jim (1962)

2 Respuestas a “De la vida al cine, del cine a Truffaut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s