El tenango y el bordado de un mejor futuro

Alfonso Blanco / @alfonsoblanco

BOR_01

En plena sierra hidalguense, entre montañas llenas de vegetación y un clima que esconde las casas de la región, se encuentra la memoria colectiva e identidad de un pueblo que lucha día a día para que sobrevivan sus tradiciones.

La realidad de Tenango de Doria sitúa al municipio como uno de los más pobres del estado de Hidalgo. Un historial de desfavorables condiciones para salir adelante, con un índice elevado de pobreza, la mayoría de los jóvenes entre los 14 y 45 años tienen que dejar sus hogares y viajar a los Estados Unidos en búsqueda de un mejor futuro mientras dejan atrás a sus familias. La milpa, ese terreno de tierra que ha sido heredado dentro de la misma familia, sólo alcanza para dar de comer a sus integrantes, como un medio de autoconsumo. Cuando la cosecha no rinde comienza la inserción del ganado, hecho que cada vez incrementa más en la región.

El tenango

tenango

Los tenangos bordados son originarios de la sierra Otomí – Tepehua en el estado de Hidalgo. En la manta con la que se elaboran, las artesanas plasman la relación con la naturaleza que el pueblo otomí ha manifestado de generación en generación. La religiosidad de los pueblos y su forma de ver la vida se convierten en texturas y formas coloridas. Este bordado se caracteriza por ser multicolor. Se utiliza la puntada denominada pata de gallo, la cual no permite el desperdicio de hilo.

En el proceso de creación de un tenango suelen intervenir más de una persona, pues mientras algunas mujeres – en su mayoría – y hombres dibujan las figuras con un pulso de dibujante experto, las demás manos van bordando sobre la manta; se puede bordar desde una funda para celular hasta un mantel de 2×2. Los trabajos pueden llevar meses de elaboración. Los ratos libres, después de haber realizado las labores del hogar, son el momento que destinan para el bordado.

El intermediarismo y el tenango

Si bien es cierto que los tenangos han adquirido una fama a nivel mundial – misma que ha hecho que marcas como Hermès o hasta el grupo canadiense Arcade Fire utilicen los bordados en el diseño de su ropa-, el trato desigual y el coyotaje por parte de los caciques de la región ha sometido y malbaratado las artesanías. Las mismas tiendas de artesanías en la ciudad de Pachuca, que se precian de mostrar en sus aparadores el trabajo de sus grupos indígenas, son las causantes de este trato desigual. Conocidas son las historias de piratería y ultraje del bordado, una práctica de saqueo auténtico.

Bajos las pésimas condiciones en las que los artesanos trabajan, las tradiciones se van perdiendo poco a poco ya que no es redituable continuar con dicha actividad. Son preocupantes los casos semejantes a las bordadoras de Tenango donde los maestros artesanos entregan en sus piezas únicas toda su vida, una vida llena de desventajas, donde los que se benefician son los hombres que tienen los medios adquisitivos para comercializar en la ciudad o en el extranjero las piezas hasta por el doble o triple del valor.

Uehdi Di Pehni arcoíris

“Nos organizamos como una forma de enfrentar el coyotaje (intermediarismo). Anteriormente bordábamos para otras personas pero nos pagaban muy poco por nuestro trabajo”, se puede leer en la descripción de la página de Uehdi Di Pehni. Cooperativa que ha venido trabajando arduamente en la región otomí-tepehua.

BOR_02

“La mujer es el pilar en la educación de la familia[…] Ella es  el  complemento  necesario  para  que  funcione  el  complejo  mecanismo  de  la unidad económica campesina” explica Mariela Espinosa, una de las iniciadoras del proyecto Uehdi Di Pehni arcoíris (bordadoras unidas); un grupo de mujeres que ante su situación de vida bordaron a partir de su creatividad, sus sueños y sus tradiciones para poder vivir por su propia mano.

Si bien el proyecto puede ayudar a rescatar las tradiciones, también existe un fuerte interés por crear consciencia entre las mismas mujeres para validarlas como ejes principales de la economía de la región. Por medio de capacitaciones, charlas y un trato cercano, es como han ido logrando que las bordadoras se unan a la cooperativa; al principio muchas de ellas desconocían o desconfiaban de algo semejante, pero a lo largo de los años que lleva activo, han podido ver que su trabajo es bien remunerado.

En el mercado del pueblo -los días domingos-, las bordadoras ponen sus pequeños puestos entorno a la plaza central. Se puede comprar hilo de múltiples colores, manta con los dibujos ya hechos y listos para bordar sobre ellos; lo tenangos ya listos para vender, algunos que no están planchados o limpios. Algunas de las bordadoras aún hablan el otmí, aunque la situación actual va mostrando un abandono de dicho dialecto, ya que las nuevas generaciones no quieren seguir hablando; sin embargo no todos los jóvenes han olvidado por completo las tradiciones, es común observar a las hijas aprender a bordar desde una temprana  edad, para después ejecutar las artesanías con una velocidad y calidad ejemplar.

Reconocer a la tecnología como una forma viable de comercializar productos es importante en nuestro tiempo. Eso lo supieron aprovechar muy bien desde el principio en la cooperativa, por medio de Facebook y su página web, han logrado vender los tenangos en países como Chile, España, Holanda y Estados Unidos. A pesar de que muchas de las bordadoras no dimensionan la distancia entre estos lugares, han ido entendiendo que se puede contar con una mejor opción de vender su trabajo.

La creación de este tipo de proyectos deben ser apoyados. No caer en el asistencialismo, sino encausar lo potencial que tienen todos los pueblos y organizar un comercio justo.

En nuestro hermoso estado de Hidalgo, dentro de la sierra otomí-tepehua, vive la tradición y el esfuerzo por preservar y mejorar la vida de los pueblos que en ella habitan.

Para más información y pedidos, visita http://www.bordadorasarcoiris.com/

Este texto se publicó en la edición 4 de la revista Metascopios_

Una respuesta a “El tenango y el bordado de un mejor futuro

  1. Buenas noches!!
    Me interesa hacer muchos pedidos, por favor pónganse en contacto conmigo para ver precios y el envío a Cuernavaca, gracias
    Atentamente Sra. Marysol Niño Montaño!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s