Citizenfour, el documental sobre Edward Snowden.

15

Julian Assange escribió una carta abierta a Benedict Cumberbatch luego de ver El quinto poder (2013), dando las razones por las que no podía reunirse con el actor  inglés. Al parecer, la forma en la que la película abordó la vida del director de WikiLeaks, distaba de lo que Assange había vivido con su principal socio Daniel Berg – escritor del libro Inside WikiLeaks: My Time with Julian Assange at the World’s Most Dangerous Website.

El retrato ofrecido en El quinto poder, adquiere un punto de vista que da pocas concesiones aAssange, lo describen como una persona arrogante que no veía el riesgo que corrían terceros al momento de publicar las historias. Quizás ese es uno de los puntos en los que no puede salir bien librada la adaptación del libro, pues sólo es una parte de la historia.

¿Es posible diferenciar entre ética en el periodismo y ética en el documental? ¿Puede pensarse que el documental está exento de responsabilidad moral? Son dos factores que pueden rodear la publicación de las organizaciones gubernamentales –como las de WikiLeaks– y el trabajo realizado en CitizenfourLas preguntas que aparecen en este párrafo parecen ser respondidas a la perfección en el documental de Laura Poitras.

e Meses después  y luego de continuar en una conversación en el anonimato, Poitras rompe la frialdad de los correos encriptados y viaja hasta Hong Kong junto con los periodistas Glenn Greenwald y Ewen MacAskill para conocer a Citizenfour.

En el momento en el que aparece ante la cámara el implicado, nosotros ya lo conocemos, pues la oleada de noticias y reportajes dividió las opiniones: para algunos se trata de un héroe de la humanidad, para otros, un desertor del país más poderoso del mundo.

Para Greenwald y MacAskill, es todo un descubrimiento; después de preguntar, conocen el nombre de la persona que en semanas posteriores hará moverse a todo el mundo: Edward Snowden.

NSA Protest

Es así como nos vamos adentrando en una historia trepidante de datos aterradores. Estamos frente a un poder que sobrepasa toda compresión por parte de una persona normal. Cualquier internauta que mande correos a sus seres queridos o a personas de trabajo puede ser espiado y controlado bajo la más mínima (o inexistente) sospecha de amenaza a la seguridad nacional. Esos son los estragos del 9/11.

Conforme los periodistas del periódico The Guardian y The Washington Post publican las historias, los nervios de Snowden se hacen presentes frente a la cámara y algunos datos personales apenas y salen a la luz. Poco se menciona sobre su vida personal, y es que la película se centra en las razones por las que Snowden dejó una vida más que cómoda. Su convicción sobre lo que hizo se mantiene fuerte en sus respuestas, confía en que la acción se replique y los gobiernos reconsideren la privacidad de las personas en su día a día.

Tras algunas apariciones en Festivales de Documental en México, Citizenfour se puede ver en línea, acá les compartimos un link.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s