Vida y obra de Mathias Goeritz, 100 años de legado

“El arte en general, y naturalmente también la arquitectura, es un reflejo del estado espiritual del hombre en su tiempo.”

Mathias Goeritz

Mathias Goeritz

 

El pasado 4 de abril se cumplieron 100 años del nacimiento de un artista polifacético que incursionó en el mundo de la pintura, la escultura y la arquitectura; además, fue promotor cultural, escritor y maestro. Nacido bajo el nombre de Werner Mathias Goeritz Brünner, en la ciudad de Danzig, Alemania, se convirtió en uno de los eslabones más importantes de la arquitectura y el arte contemporáneo en México.

Goeritz estudió Historia del Arte y Filosofía en la Universidad de Berlín, luego de abandonar la carrera de medicina a la que su madre lo había introducido; desde muy temprana edad, Goeritz estuvo rodeado de la sensibilidad de sus padres con el arte y tuvo acceso a las expresiones de la época, mismas que lo acompañarían por el resto de su vida.

En tiempos del nazismo trabajaba en una galería de arte, sin embargo, huye de aquella experiencia que nada tenía que ver con la libertad humana y creativa que buscaba. En su exilio vivió en España, donde fundó la Academia de Artes de Altamira en 1948. Fue en España donde descubrió su vocación en la pedagogía que continuaría en México, país al que es invitado para formar parte de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara. Recién llegado a México con su ahora muy común frase “El arte es la solución para evitar las guerras”, pasa un par de años como maestro en Guadalajara para después viajar a la Ciudad de México, donde ejecutaría sus más reconocidas obras.

El rápido crecimiento de las ciudades y la economía de posguerra presentaron las circunstancias idóneas para generar nuevas formas de expresión plástica en el país. En 1954 es nombrado jefe del taller de educación visual de la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM y dos años más tarde, en la Universidad Iberoamericana instala los primeros talleres de diseño industrial de México. Sería esa hambre y ganas de innovar las que caracterizarían a Goeritz desde su llegada a territorio mexicano hasta su muerte en las tierras que lo adoptaron.

Eco 01

Museo el Eco

Sin embargo, no todos vieron con buenos ojos su estadía y la asignación de proyectos que recibía, tal es el caso de David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, quienes lo tacharon de ser un portador del imperialismo al mismo tiempo que lo difamaban en periódicos nacionales. El muralismo dominaba como expresión nacional y los pintores que se encontraban dentro de dicho movimiento eran los encargados de pintar edificios gubernamentales y veían al modernismo como una amenaza. A pesar de los comentarios negativos, logró posicionarse poco a poco como un artista importante, pero sobre todo crítico con el estado del arte en aquellos años.

Fue bajo este contexto en el cual conoció a Luis Barragán y al pintor Jesús Reyes. Esta triada estuvo encargada de varios proyectos, en los que ejecutaron una maestría que quedó plasmada en la arquitectura mexicana. Su obra más conocida, las Torres de Satélite, fue inaugurada en marzo de 1958, como emblema de la nueva Ciudad Satélite. Otra colaboración importante fue el proyecto del altar de la Capilla de las Capuchinas en la Ciudad de México en 1963.

Pudo colaborar también con arquitectos reconocidos en el ámbito como Mario Pani, Ricardo Legorreta, Abraham Zabludowsky, Pedro Ramírez Vázquez, Teodoro González de León, entre otros; pero fue en el Museo del Eco donde Goeritz tuvo la oportunidad de hacer realidad su aspiración: crear una obra de arte total que fuera capaz de integrar a las artes bajo el propósito de propiciar en el usuario emociones que le lleven a una elevación espiritual.

Maqueta de Torres de Satélite

Mathias Goeritz y la maqueta de las Torres de Satélite

“La concepción del espacio arquitectónico como un gran elemento escultórico; la asimetría como algo que se observa en la construcción de cualquier ser vivo; el manejo no ortogonal de sus plantas y elementos; y el manejo de colores neutros, entre los que solo contrasta el color amarillo de la torre para inducir a una elevación espiritual.” (Ricardo Alonso, 2014).

Otra de las grandes aportaciones de Mathias Goeritz fue reclamar por la urgencia de llevar el arte a la sociedad y extraerlo de su individualización. Goeritz creía que el espacio escultórico y la arquitectura debían de estar unidas para relacionar el sentir del hombre con la urbe.

En la última década ha habido un creciente interés en el estudio del legado de Goeritz, en particular por su creación de una red internacional de artistas en un momento en el que el nacionalismo prevalecía en el ámbito cultural. La línea de trabajo de Goeritz, que mezclaba la arquitectura con la escultura y su relación con el urbanismo, también ha recibido cada vez más atención. Sin embargo, es probable que lo más importante en la revaloración de este artista haya sido su papel como uno de los defensores más ardientes de un arte abstracto, formal y reduccionista en el México de la posguerra; una estética que cada vez es más valorada por el arte contemporáneo.

Es por esto último que en Metascopios dedicamos este dossier a Mathias Goeritz, como una revisión de quien dejó un legado en cada uno de los campos en los que incursionó.

01

 Referencias

  • Museo del Eco: Historia de Mathias Goeritz. Disponible en línea: http://eleco.unam.mx/eleco/inicio/el-eco/history/
  • Kassner, Lily (1998). “Mathias Goeritz una biografía”. México: Universidad Nacional Autónoma de México.
  • Goeritz, Matias. “¿Arquitectura Emocional?” Revista Arquitectura: ENA (Mexico City) no.8 (Mayo 1960): 17-22.
  • Dirección General de Artes Visuales de la UNAM. (2010). “Abstracción temporal. Museo Experimental El Eco.” México: Universidad Nacional Autónoma de México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s