Ahora y nunca jamás. (Fragmentos de una eternidad)

Miguel Angel Jaramillo Rubach

IMG_7936

Foto: Ruy Cuevas

Ahora mismo, cerca de mí, imagino la bahía resplandeciente de neblina y de sabor veraniego… Al fondo, aquel edificio en forma de plato. Y es que estaba en mi escritorio, bajo una atmósfera de rememorización: escribiendo en el teclado, con el olor a polvo; el olor a libro viejo.

Cada pequeño detalle de mi cuarto me puede llevar a grandes viajes, grandes tertulias, ceremonias, musicales…

Ahora mismo, cerca de mí, veo el pedazo de madera de mi escritorio y me imagino al Árbol y su pradera y a los animales que pasaron cerca de él. Hay tantos mundos en cada pequeño rincón. Veo en las sábanas la sensualidad del sueño; lo onírico, lo atractivo, lo reproductivo. Es de la vista que nace el amor.

Ahora mismo, cerca de mí, puedo observar con detenimiento el deleite de la soledad… ese estado natural en que hemos venido y en que hemos de marchar. Tomo un sorbo de agua y me imagino el mar. Los papeles abultados son sentimientos encontrados. Mi infancia llega a mí como en fotografía y veo un pequeño bote con plastilina aromática; justo a un lado un libro de Borges.

Ahora mismo, cerca de mí, me entra el cansancio y la somnolencia de vivir; la confusión de los sentidos y de no saber que creer. Dos faros de luz me llevan a los peñascos de un lugar muy lejano. Y me doy cuenta que escribo para viajar. Estar en un solo lugar me adormece. Tomo sorbos largos de café para sentirme vivo. Me parece que la noche es mi aliada y que el día arrasa con mi pasión.

Ahora mismo, lejos de mí, se encuentra la mujer que nunca he visto, pero que siempre he amado. Los laureles de algún prado presenciaron mi mirada y mi enternecimiento. Mi lúgubre estancia no elegida, ha tenido que ser aceptada, aunque acepte impugnarla.

Ahora mismo, lejos de mí, se encuentra la luna y los placeres que un solo mancebo ha podido concebir; viajando de la vía láctea hasta el nacimiento sonoro de una rosa amarilla. Tres rosas amarillas he de recibir. Algunos preparativos para el festín previo, y al final, encontrar el principio de donde vino todo.

Muy cerca de mí, muy pronto, se refleja el maquinar de los caballos a galope de mi desenfrenado corazón. Mi plenitud ha sido opacada por los ojos de la ilusoria esperanza. Mi alma vuela para sentirse desatada; mi cuerpo llora por el mundo que me abarca. Las luces aparecen de noche para mantenerme vivo. El sol me quema para consumirme en su luz; las personas ciegas se mantienen a salvo y los sujetos al insomnio sufren de conocer la derramada incertidumbre.

Nunca jamás encontraré lo que satisfaga el deseo de mi soledad. La soledad es mi amiga hasta que revele el secreto de la libertad incorpórea. Mi estimada gente ha de saber que en cualquier época siempre habrá lágrimas de piedra y lumbre romanticista: lúgubre y nostálgica, melancólica y paroxística. Y no es que me encierre en mí mismo. El mundo posee sus límites tanto como yo poseo mis deseos.

Nunca jamás olvidaré las calles por las que mis pies volaron. Mi cabeza sufrió de explosiones lascivas viendo las estrellas entre las ramas de esta capital. Caminatas, pláticas, lágrimas guardadas y sonrisas encontradas me remiten a que esto pudo ser de gran valor. Hay ciertos seres que requieren compasión; el mundo es un lugar abierto al odio y al rencor, a la muerte y la virtud, al amor y a la pasión.

Nunca jamás seré quien tan grande es, pues mi mente está diseñada para garantizar mi pequeñez; éste es mi pase directo al anochecer, donde puedo lograr mis canciones, cantar a todas las lunas, acariciar a la noche, nadar en el océano del alma, e inundarme con su pensamiento. Regodearme amando tus recuerdos que tiempo atrás solían amarme y abrazarme.

Nunca jamás de mí esto se alejará. Se aproxima más; muy pronto, más cerca estará, hasta rozar la vanidad y el ego disimular; hasta que ambos inmiscuidos en la blanca mortandad superemos el espacio de la inmensidad, y libres quedemos por la eternidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s