Cine chicano, ni de aquí, ni de allá

Karla Ballesteros

Cesar Chavez (2014)

Cesar Chavez (2014)

En el presente texto se busca dar a conocer, de manera general, las formas de representación del chicano en el cine, así como la entrada del cine chicano y su búsqueda por el reconocimiento.

El cine chicano es aquel que es producido, dirigido, actuado, o intervenido en alguna o varias fases por chicanos, en donde las temáticas son principalmente narrativas de los mismos. El objetivo principal de este cine es representar parte de la realidad de esta comunidad, anteriormente mal abordada tanto en el cine de Estados Unidos como en el de México, debido a que este movimiento migratorio siempre ha provocado controversia en ambos países desde distintas esferas: culturales, políticas, sociales y económicas (Maciel, 2000).

El término chicano se emplea para denominar a las personas de origen mexicano que residen permanentemente en Estados Unidos sin problemas en su estatus migratorio, este nombre se empieza a usar a fines del siglo XIX para solidarizarse con quienes migraban de México. En la década de los sesenta se popularizó  por los movimientos activistas en defensa del migrante ante la discriminación, por lo cual, la mayoría de los temas abordados en el cine chicano aluden a la crítica de su desigualad, la  identidad de los mismos y su convivencia con la cultura norteamericana.

Desde muy temprano, en el cine de Estados Unidos, comenzamos a ver a los chicanos, aunque con diferentes formas de representarlos; muchas veces dentro de westerns o encasillados en los personajes del greaser [1] en los cuales se le atribuyen características negativas, como delincuente, vividor o estafador. Por otro lado, la representación del chicano en cine mexicano tampoco tiene una representación favorecedora, ya que se le muestra como quien abandona su patria y desdeña de la cultura mexicana.

Ante lo anterior, el cine propiamente de chicanos, hecho por ellos, es aquél que ha logrado mejorar la representación del mismo en la pantalla. Para conocer un poco el panorama trataremos primero al chicano en el cine hollywoodense, después en el cine mexicano y por último el hecho por ellos mismos:

El greaser en el cine de Hollywood:

Tuvo como precursores a los estudios Essanay, que entre 1908 y 1915 realizó Westerns en donde el personaje principal era Broncho Bill.  Con títulos como “Brocho Bill´s Mexican Wife” (1912), “Broncho Bill and the greaser” (1914), “Broncho Bill´s Greaser´s deputy” (1915), “Guns and the greaser” (1918) entre otras, en las que se muestra a los bandidos y gangsters. Los greasers eran principalmente traicioneros, vengativos y los reinaba la lujuria. Como fue un éxito su entrada en los filmes, hubo una buena cantidad que  los usaban como personajes antagónicos.

También contaron con la representación de las mujeres chicanas, quienes eran personificadas como mujeres que buscaban a toda costa dejar su descendencia mexicana y casarse con un anglosajón, lo cual lo realizaban por medio de artimañas de “baja moral”, usadas siempre como personajes secundarios.  En 1915 es producida la película de “The greaser” en donde Miguel, el protagonista, es un chicano de buenos sentimientos que se enamora de Miriam, la hija del patrón norteamericano. Aunque el chicano es mostrado de manera diferente, como alguien de buenos sentimientos, enfatiza las “diferencias sociales” que existen entre anglosajones y mexicanos (Maciel, 2000).

Imagen del primer Festival de Cine Documental Chicano

Imagen del primer Festival de Cine Documental Chicano

De los años treinta a los cincuenta, la representación del mexicano y el chicano en el cine hollywoodense cambió radicalmente, el programa “bracero”[2] que llevo a muchos mexicanos a trabajar en los campos y fábricas de Estados Unidos, cambió las políticas de representación. Bajo la premisa del “buen vecino” se censuraron varias películas que pudieran ser ofensivas para México. Ejemplo de estas películas son “Juárez” (1934) en la que se buscaba dar a conocer la democracia y lucha del pueblo mexicano. Otra cinta importante es “Bordertown” (1935) en la que el personaje principal es Johny Ramírez quien trabaja de día y estudia leyes en la noche, logra ser abogado, pero la violencia de su herencia mexicana no le permite introducirse del todo a la cultura estadounidense; su historia trata de reflejar la búsqueda de los chicanos por integrarse a la nación a través de la escolarización y el progreso, además de las distancias sociales que atraviesan.

Otras películas que se produjeron con mensajes hacia los chicanos, con miras progresistas y buscando una entrega del chicano hacia su nación, fueron: “The fighting Seabees” (1944), “The Story of GI Joe” (1945) y “Medal for Benny” (1945).  Pero, para los años sesentas y setentas, la representación del chicano en las cintas cambia y se convierte en el ser violento movido por un machismo, pero con una estética  de hombres musculosos, tatuados, vestidos con pantalones de mezclilla amplios, playeras blancas, camisas a cuadros, paliacate en la cabeza y joyas excéntricas; además de estereotipar que la única forma de organización es a través de pandillas que están involucradas en el crimen como robo, narcotráfico, asesinato y trafico de personas; esto  lo podemos ver en “Boulevar Nights” (1979) “Walk Proud” (1979), “Colors” (1988), “Bad boys” (1983) “Licence to kill” (1989), “Bound by honor” (1992) entre otras, en esta última destaca la participación en el guión del poeta chicano Jimmy Santiago Baca.

El chicano en el cine mexicano:

En el cine mexicano el chicano ha aparecido escasamente, pero ha sido relevante su representación. Desde la Segunda Guerra Mundial hubo una baja producción hollywoodense debido a la importante intervención de Estados Unidos, lo cual hizo que la industria mexicana comenzará a ser prolífica, incluso tuvo directores de Hollywood en México. Las temáticas en la Época de Oro del cine mexicano se enfocaron a la vida rural, el cine indigenista y la vida citadina en los barrios que se formaban por la migración a la ciudad, en estos temas prevalecían la representación de las diferencias socioeconómicas y culturales de México de mitad de siglo.

Como primer filme de temas migratorios en México encontramos “Pito Pérez se va de bracero” (1947) una comedia en la que el personaje principal se va a Estados Unidos como una aventura (García, 1999). Pero, no es hasta el filme “Espaldas mojadas” (1953) de Alejandro Galindo en donde se evidencia una representación seria de la relación México-Estados Unidos en temas migratorios. En esta historia vemos a Rafael, un migrante que se enfrenta ante coyotes y contratistas entre Ciudad Juárez y El Paso Texas, quienes actúan coludidos para explotar a migrantes mexicanos. Aquí encontramos la representación de la mujer chicana: “Mary” quien se enamora de Rafael, pero se avergüenza de ser chicana o pocha, por eso viaja con Rafael a México; en esta parte se marcan fuertemente los sentidos nacionalistas y la idea del terruño (González y Lara, 2009).

“El pocho”, filmada en 1969, fue dirigida y actuada por el mismo Eulalio González el “Piporro“, esta producción tuvo un total rechazo por parte de las organizaciones chicanas que la calificaron como discriminatoria, pues expone a los mexicanos en Estados Unidos como “bobos” y “ciudadanos de segunda”.

Tin Tan

De importante mención es la figura de Tin Tan, quien personifica en varias cintas al “pachuco” de una forma particular, creando un estereotipo dentro del cine mexicano. Germán Valdés, originario de Ciudad Juárez Chihuahua, crece dentro de la vida fronteriza, lo que lo empuja a llevar al personaje del Pachuco a las pantallas en filmes como “El hijo desobediente” (1945) y “El rey del barrio” (1949). La imagen del Pachuco en las épocas de Tin Tan se encontraba marginada por la sociedad, pero no podía ignorarse ante la creciente importancia dentro de México y la influencia de la cultura estadounidense en el país (García, 1999).

Encontramos otras películas en donde se busca una crítica hacia la discriminación y las diferencias sociales en Estados Unidos, por ejemplo: “La ilegal” (1979), “Murieron a mitad de río“(1986), “Las braceras” (1981), “Bajo California, el límite del tiempo” (1998), por destacar algunas. También se encuentran documentales como “Jornaleros” (1978). A recientes fechas encontramos muchos tratamientos del tema chicano en el cine mexicano, un ejemplo de esto es la cinta biográfica de “César Chávez” (2013) de Diego Luna.

El cine chicano:

Tiene su origen principalmente en los movimientos chicanos de la década de los sesenta en diferentes ciudades de Estados Unidos, buscando una representación más apegada a la realidad de esta comunidad y ser realizada por ellos mismos; los temas no corresponden a los intereses comerciales pero son de importancia para la difusión de movimientos sociales.

La primera obra conocida hecha por chicanos es “Salt of the Earth” (1954) de Herbert Biberman como director y Paul Jarrico como productor, quienes relatan una de las luchas obreras de la comunidad chicana: la huelga de Silver City, en Nuevo México, en los años cincuenta. En esta cinta se presentan de manera ordenada el proceso y el resultado triunfal frente a los intereses de los poderosos; es importante destacar, que en la cinta se muestran los problemas que hay dentro de la comunidad como las conflictos de género y la importancia de las mujeres dentro de los movimientos; así mismo, critican el propio machismo que se da con los chicanos.

La lucha de la comunidad chicana tuvo gran importancia dentro de los movimientos sociales en Estados Unidos. Este fenómeno tuvo como eje la desigualdad económica, social y política que tenían dentro de ese país; además de una búsqueda de identidad y reivindicación de sus orígenes mexicanos. La comunidad chicana ha sido consiente de la importancia que tiene la representación en los medios, por ello, uno de sus objetivos principales ha sido dignificar la representación del chicano, es así como buscaron integrarse a los canales de televisión, logrando tener un espacio importante con programas como: “Acción chicana” en 1972, “Impacto” y “Termino la Siesta” en el mismo año, también “Realidades” y “Bienvenidos” en 1973.

Aunque la realización más destacable del cine chicano se desarrollo en el documental, pues era la forma más asequible económicamente de producir y difundir la producción,  incluso en canales educativos. Como ejemplos tenemos:  “Yo soy Chicano” (1972),  “Cinco vidas” (1972); “Not just a place to be From” (1974) y “Unwanted” (1975) presentados en el canal KNBC de Los Ángeles. Además encontramos  “Yo soy Joaquín” (1967), “El teatro campesino” (1970), “Los vendidos” (1970), “Mexican American culture: It´s a heritage and Destinity” (1971), “La morenita” (1977), “Miles from the border” (1987), “Chicano Park” (1988), “The New Tijuana” (1990) y “The Fight in the fields” (1997) de Ricky Tejeda Flores, quien presenta a César Chávez y su lucha a favor de la mejora laboral en los campos. De estos documentales se pueden distinguir como temas principales la narración de los movimientos chicanos en diferentes fases, la cotidianidad y la precariedad de las condiciones labores, así como las desigualdades económicas y sociales a las que se enfrentan, abordando también la posición de vulnerabilidad de la mujer chicana.

Por el lado de largometrajes de ficción tenemos importantes filmes como “Don´t Bury Me Alive” de Efraín Gutiérrez, donde narra la historia de un soldado chicano regresando de la guerra de Vietnam. Por otro lado tenemos “Once in a lifetime” (1977), “Raíces de sangre” (1976) y “Alambrista” (1979) con temas de gran profundidad e interés para esta comunidad, además con una calidad artística destacable (Maciel, 2000).

“Zoot Suite” (1981) merece mención por ser la primera película chicana hecha en Hollywood, con guión y producción de Luis Valdez, misma que previamente tuvo una representación en el teatro; esta cinta es parte de un drama de la vida real, ante una situación de desigualdad legal por parte de la justicia americana hacia los chicanos.

Por otro lado, y no de menor importancia en temas, tenemos filmes como “El Norte” (Premiada en Montreal en 1984), “Born in East L.A.” (1985) y “La Bamba” (1987) la cual fue  taquillera en sus tiempos. En esta época y hasta nuestros días el principal eje narrativo es la reivindicación del chicano, haciendo destacar su importancia dentro de la cultura norteamericana.

A manera de conclusión.

La representación de la comunidad chicana tuvo una tardía dignificación, pasando por el cine hollywoodense y por el mexicano, los cuales cayeron en estereotipos negativos, pero no es hasta que la comunidad chicana se hace cargo de su representación para que se renueve la mirada hacia ellos.

Así mismo, el cine es una de las formas de difundir esta cultura y su importancia en Estados Unidos y en México, siendo una cultura resultante de las relaciones entre ambos países en la que existe aún una brecha social. El futuro del cine chicano se vislumbra positivo, ya que miembros de esta comunidad se han colocado en escuelas de cine buscando una profesionalización.

REFERENCIAS

García, Emilio Riera. (1999) “Breve Historia del Cine Mexicano”. México: Conaculta, Imcine, Canal 22, Universidad de Guadalajara y Ediciones MAPA.

González Rubio I., J., & Lara Chávez, H. (2009). “Cine antropológico mexicano”. México DF, México: INAH.

Maciel, David.(2000). ”El bandolero, el pocho y la raza Imágenes cinematográficas del chicano”. Siglo XXI. México.

[1] Traducido literalmente como “grasoso” se usa despectivamente en Estados Unidos para referenciar al mexicano-chicano con rasgos indígenas o mestizos.

[2] El programa bracero fue una política de Estados Unidos con México para permitir el trabajo de mexicanos en fábricas y en el campo por un determinado tiempo, esto se dio en 1942 hasta 1964.

Una respuesta a “Cine chicano, ni de aquí, ni de allá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s