The Duke of Burgundy

maxresdefault

Alfonso Blanco / @alfonsoblanco

The Duke of Burgundy (2014) de Peter Strickland (Berberian Sound Studio) desconcierta en varios sentidos y lo hace con la intención de que el espectador haga varias lecturas o aproximaciones que en cualquier instante serán desechadas. Al inicio de la película observamos a Evelyn (Chiara D’Anna) arrodillada frente a un riachuelo mientras los rayos de sol se cuelan por en medio de una frondosa arbolada. Termina su inspección campirana – lo que más adelante conoceremos como un estudio concienzudo sobre los insectos, especialmente las mariposas-,  para realizar un viaje en bicicleta. Hasta aquí la vida flota y Evelyn se asemeja al personaje sin preocupaciones que va por la vida en busca de los detalles más bellos y delicados. Llega a su destino, una casa con aires de suntuosidad en la que es recibida de mala gana por Cynthia (Sidse Babett), la dueña de la casa quien reclama por su retraso. Evelyn cumple con las labores del hogar, minuciosas acciones que siempre son mal llevadas a cabo ante la mirada inquisitiva.

La película se mueve por un camino aparente, la sumisión de la dueña y su sirviente reprimida perdida entre las imágenes de sus sueños y su realidad. Sin embargo, pronto caemos en cuenta de lo acontece: por medio de instrucciones, Evelyn y Cynthia llevan a cabo una relación casi masoquista en la que la excitación procede de la sumisión, un señuelo bien interpretado desde el principio por las dos mujeres.

No hacen falta los personajes masculinos en la película de Strickland, donde un grupo de mujeres se reúnen para exponer sus estudios sobre mariposas – lepidopterología: observación y estudio de las mariposas-. La relación entre las dos amantes y el desarrollo de los personajes es como una crisálida que se va extendiendo conforme el espectador se inmiscuye. En The Duke of Burgundy el deseo es contenido en los interiores, la metáfora de los cientos de mariposas disecadas en las paredes es una testigo. La búsqueda por saciar y experimentar nuevas formas va de la mano de la naturaleza misma de los personajes, el aleteo ininterrumpido de las mariposas se confunde con las pulsaciones de las amantes.

The-Duke-of-Burgundy3-xlarge

Ante la exigencia de la interpretación dentro de la relación, Cynthia comienza a sentir preocupación por el final de su belleza o el apetito de Evelyn por otras mujeres. Los diálogos son repetidos una y otra vez, desde la bienvenida enfadada o los regaños por no lavar bien la ropa interior; en la película no existe el tiempo, los instantes se encuentran atrapados. La máscara que las dos portan comienza a ser pesada y los juegos sexuales que lograban eclipsarlas comienzan a ser vistos como actos desesperados. Sin embargo, no se puede renunciar tan fácil al contrato no firmado, a la secuencia de apariciones, a la obra montada que pretende engañar.

Desde la búsqueda de nuevas formas y “juegos” eróticos hasta la visita a la pareja por parte de una diseñadora de artefactos sofisticados del deseo como un “excusado humano”, la psicodelia, el misterio y la extravagancia logran mezclarse para generar desconcierto. Ante las características y el toque singular de la película podría pensarse que el espectador no experimente ninguna forma de empatía por los personajes, pero sucede todo lo contrario, pues el eje central de la película (la relación entre Cynthia y Evelyn) linda con el erotismo, experiencia presente en cada una de las personas. La sumisión, el poder del control y la necesidad de satisfacción son hechos presentes en cualquier relación, algunas en mayor o menor medida.

Si en Beberian Sound Studio Peter Strickland se presentó como uno de los directores británicos más interesantes del momento, con The Duke of Burgundy reafirma sus intenciones. El sonido que es explorado en la trama de Beberian… sirve como guía para el espectador en esta película, una obra que no se dio a conocer lo suficiente, al menos no en México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s