El aire en tus manos

elairentusmanos

Pasó junio y yo me trencé el pelo todo el mes, con la premisa de raparme el lado derecho de mi cabeza cuando llegara el día 28.

Pasó junio y con todo y el consejo de la abuela la tristeza sigue queriendo bajar de la cabeza hasta los pies.

Mi cabeza sigue igual, excepto porque mi cabello creció, y no me he rapado ni el lado derecho, ni el lado izquierdo, y me da un pavor de sólo mencionarlo.

Tal vez, al dejar de trenzarme el pelo, pues ya es julio, dejé que la tristeza bajara hasta donde tenía que bajar, lo menciono porque estos días no he dejado de traer el cabello libre, excepto por un pasador que me detiene un lado, puede ser que el intentar detener la tristeza, con todo y que te llena de fuerza el cuerpo, no sea el fin completo de la acción, si no, una preparación para el siguiente paso.

La sensación ha bajado al pecho y está a flor de piel, la destila cada poro de mi ser, no sé si llegará a tocar mis grandes y fuertes pies, no sé si se detenga antes, no lo sé… De lo que estoy segura es que mis senos han crecido, tal vez tenga que ver con la tristeza acumulada en esta parte del cuerpo estos días, ya me daré tiempo de saberlo si de pronto noto que me ha crecido el culo…

De pronto, ¡viene la lluvia! y todo cambia, no importa si te crecen los senos o no, las canciones que te recuerdan el circo están por todos lados, y las hojas de los árboles no dejan de moverse, te hacen ver que eres aire y que la persona en la que piensas también lo es.

El vino te aviva los sentidos, todo es más brillante, más posible, más inmediato, y sabes que así como todo se siente alegre, también podría sentirse… triste… como tus senos.

Las manos que piensan el cuento están resecas de lavar los trastes y acaban de romper un plato de la vajilla que te regaló tu mamá cuando pensó que te estabas casando; las emociones son impredecibles, nunca sabes cuando vendrán, ni cuánto tiempo se quedarán, las extremidades tiemblan y en cualquier momento se quiebra algo, ni para mal ni para bien, sólo pasa, ya tu decidirás que hacer con ello.

La chahuitzli

www.lachahuitzli.wordpress.com

Pachuca de Soto, Hidalgo. Julio, 2015

2 Respuestas a “El aire en tus manos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s