Breve carta a un protagonista

Miguel Ángel Rubach / FB

10503490_10152167325099147_708139075_o

Entre los dos mundos, mi cabeza se rebela ante la persistencia de la luz recalcitrante. No sé qué más desear más que tus ojos viendo mi mirada; la escena: tu fachada… llenos de atracción por lo que no ha sido ni será de mi incumbencia. Y no lo será, por mi propia naturaleza. Al salir hacia adentro del mundo, en las primeras horas en que nos secábamos, fue plasmado el destino de cada cual. El sentido de todo esto, es poder vislumbrar que hay más allá de las simples apariencias. Despertar y poder avistar las cosas, con la misma blancura y sensatez que haría una persona con oídos prestos. No exagerando del sentido auditivo, me permito imaginar que sería de mi camino si estuviese fuera de mí. Personaje tras personaje es uniformemente uniformado en mi atribulada mente aunque ya se haya cerrado el telón. En algunos momentos de la obra siento que el reflector me apunta. Lo sé, algunas veces, todos somos culpables. Pero la gran mayoría del tiempo, el reflector más grande y menos ilusorio, aquél con el que se puede prender fuego a las ropas de un General en guerra, o que puede limpiar la decadencia de mi segunda década, es el que tú portas. Es con el que te alumbras mientras actúas realmente lo que debería de ser. Esto es un juego, para algunos. Para otros es magia. Y para pocos, esto es más que una puesta de desnudos en escena. No porto traje. El protagonista de mi escena, de la agonía que no me es impropia, porta más que una camisa y un lindo traje; realmente puede ver más allá de esa luz recalcitrante; puede ver a través de los ojos del público; a través de sus propios ojos: es un actor participante. Por mi parte, haré lo que mi naturaleza sea digna de hacer. No me forzaré. Me esforzaré. Aunque esté al desnudo en lo que respecta al concreto de esta selva, sé que mi existencia se verá elevada cuando yo te reconozca tal cual eres. Mi derrota y aceptación ante tus avistamientos, serán la llave para cerrar tu telón, y así me permitas por última y primera vez, toda mi vida enaltecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s