Una chica regresa sola a casa de noche

¿Qué tienen en común los vampiros, Irán y los White Lies?

La película se proyectará el domingo 20 en el marco del 35 Foro Internacional de la Cineteca Nacional en Pachuca.

Alfonso Blanco / @alfonsoblanco

la-directora-de-a-girl-walks-home-alone-at-night-ana-lily-amirpour-habla-sobre-elvis-kale-y-la-soledad-body-image-1437510889-size_1000

Una chica regresa sola a casa de noche (2014), ópera prima de la directora Ana Lily Amirpour, es un western de vampiros hablado en farsi, en el que la ciudad iraní Bad City y el romance de una vampira y un joven tienen de fondo una canción de los White Lies; un escenario así de surreal, casi inimaginable, rinde homenaje a varios géneros cinematográficos y al mismo tiempo presenta cartas fuertes para exponer ciertos factores contemporáneos.

La primera jugada de Amirpour centra el relato en “La Chica” (Sheila Vand), vigilante nocturna de las calles de Bad City. No existen castillos o lugares milenarios en la ciudad en donde vivan los vampiros. Las máquinas extractoras y la central eléctrica trabajan a todo vapor. Cuerpos apilados yacen en una barranca, justo en el borde un niño pequeño pide dinero. El escenario de Una chica regresa sola… se asemeja más a un poblado olvidado, una tierra de nadie. A pesar del panorama poco halagador, un último aire de redención mueve el chador de la joven vampira. En su camino se interponen una serie de hombres, empecinados en violentar o utilizar a las mujeres de la ciudad. Uno de ellos es  Saeed ‘The Pimp’ (Dominic Rains), dealer y extorsionador que cede ante la presencia repentina de La Chica, quien utiliza sus armas de seducción para dar la mordida letal, la que ha castigado y aumentado el número de cadáveres en Bad City.

maxresdefault

Una suerte de James Dean recorre la ciudad con su impecable auto. Arash (Arash Marandi) ha trabajado duro para comprar su vehículo y tiene que lidiar en casa con su padre drogadicto. Al mismo tiempo, sufre las consecuencias de la extorsión de Saeed, cuando este se cobra las deudas de su padre quitándole su auto. Por eso cuando Arash se encuentra con la muerte de su verdugo, no duda ni un segundo en recuperar lo que es suyo y de paso hacerse con un poco de producto para vender a los adictos de la ciudad; antes de salir victorioso, se encuentra con la extraña presencia de una mujer. Al parecer La Chica ha encontrado a un hombre diferente, uno más atento, pero no por eso cede por completo a sus sentimientos.

En una ciudad pequeña el infierno es más grande. La frase se adapta a la película pues ningún personaje parece salvarse más que otro. De eso se dan cuenta los dos jóvenes. No se conocen lo suficiente, mucho menos los problemas que carga cada uno, sin embargo, la frialdad adquirida parece desvanecerse en la joven vampira.

La primera película de vampiros situada en Medio Oriente presenta un retrato de ficción en el que ciertos hechos culturales se hacen presentes. Ana Lily Amirpour regresó hace tiempo a Irán, el país de sus padres. El viaje desde Los Ángeles hasta Irán la colocó de golpe ante una barrera de diferencias bien marcadas, en alguna ocasión fue señalada por no vestir el chador – pieza característica de las mujeres iraníes-.

En Una chica regresa sola… no existe ni siquiera un beso entre los dos personajes, mucho menos un acercamiento sexual. ¿Cuántas mujeres no tienen miedo o son orilladas a tenerlo cuando transitan por las calles? La denuncia ante la misoginia parece clara y aunque la directora acepte cierta carga feminista en su película, expresa otro acercamiento en el que la soledad es más visible.

Las influencias de la cultura pop y la aceptada cercanía al cine de David Lynch son factores presentes en la película de Amirpour. El blanco y negro y la piel blanca de Sheila Vand son convertidos en una estampa que a partir de ahora será reconocible en el mundo de los vampiros. La película fue traída a México por primera vez en el FICUNAM 2015. El estreno de Amirpour en el cine con su largometraje promete: Una joven directora reflejo del choque de dos culturas.

 Funciones: 15:00, 17:00, 19: 00 y 21:00 hrs.

Teatro Guillermo Romo de Vivar. Portales de la Plaza Juárez s/n

Donativo: $25.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s