Gorjeo

José Martín | @mmmartin26

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tiene una febril historia que contar como deslizador de pluma. Un lienzo en blanco y una técnica fértil y florida aguardan a su espalda esperando alzarse. Tiene una tarea exhaustiva porque usted siente que es más pintor y músico que escritor y que en su trabajo hay más paisaje que en Velasco, más música que en Ponce; pero aún, solamente se dedica a escribir.

Brioso y altivo, piensa que quizá será su juicio como el canto de un ave que interseca a los últimos días del invierno; como si la vida se mofare de la muerte cuando la muerte muere. Pero es tal enunciado, uno que le hace abstenerse de la necesidad de quedarse en silencio. Siempre ha hallado la manera de retratar a sus mosaicos, prosaicos y vivos en las febles luces que se meten en las ventanas de las mañanas vivas. Desata el misterioso ars imitatum natura en los trazos que rasgan el papel con su tinta, un áspid con plumas que se desliza y que deja en la arena huellas en forma de palabras (léase igualmente un susurro de colores, la harina de un pan que crece y el vocablo que le cocina y le alza ligero).

Creo que no le gusta tanto ya la porfía, aunque traiga en las venas barrocas (y aun porfiado es que encuentre una sencillez garbosa en su palabra impaciente) un impulso ingrávido por darle vueltas a la belleza. Abre su cuaderno y nota usted un gran problema: no sabe qué escribir. Empieza un frenesí allanado en constancias contingentes de duda. No, definitivamente no debe ir sobre el art noveau.

¿Qué le vamos a hacer, si ya está ocupado y lleno como un vaso de agua que se derramó en su regazo? Tampoco puede escribir versos muy largos porque Montes de Oca agotó sus exploraciones (sería poco honesto). El problema está en que no tendría sentido trabajar las métricas, porque sus amigos (grandes literatos) dicen que ya están todas hechas. ¿Quién es usted a fin de cuentas? Por otro lado, tiene tantas posibilidades. Leídos y memorizados tiene los manifiestos de los creacionistas, estridentistas, infrarrealistas, euforistas, los integrales y los del guión. Tiene un somero y agradable colchón para el canto que se burla del invierno ahí también.

¿No?

Está bien, pero por favor no se descomponga y regresemos. A ver… ¿Qué hacer? ¿Qué liar? Arroja el décimo papel al bote de basura, es una lástima que la literatura sea tan maniquea. Se es bueno o malo (y realmente no se pueden ser las dos ¿o sí?). Pero con un diablo, hace lo que puede y en tales circunstancias, usted es inocente de usted mismo, y el pájaro del canto de invierno tiene en su desesperado vuelo una estela sangrante y majestuosa de su pasado y futuro. Como su escritorio, y en vista de que le conozco mejor que nadie, le recomiendo que mejor escriba lo que le venga en mano, y deje que la fértil tierra de su literatura precedente le cobije.

¡Cante! Apasiónese y luego medite la revista a la que enviará su gorjeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s