Cine de fantasía: una y mil historias

Itzia Sánchez / @ItziaRoxer

Viaje a la luna (1902)

Me declaro fan del cine de fantasía. Gran parte de mi vida se basa en las cintas repletas de criaturas mágicas, historias épicas, héroes, mundos antiguos y nuevos en las cuales existía todo lo que la imaginación pudiera dar. Y no por cualquier cosa es uno de los géneros más consumidos por el público, ya que además de haberse vuelto desde sus inicios el favorito de las grandes franquicias, el cine fantástico ha influenciado por décadas a la cultura popular, a la música y a la personalidad de muchas generaciones. Empecemos por definirlo.

El cine fantástico corresponde a películas con temas de fantasía, los cuales suelen incluir magia, mundos de fantasía exótica, o hechos, personajes o criaturas  irreales que no pertenecen a la realidad conocida de nuestro mundo, contrastando con el cine de ciencia ficción o el cine de terror, que tienen o pueden tener una base realista o científica, y aunque existen los híbridos de cine fantástico/ciencia ficción, ambos géneros son muy diferentes, principalmente en que la ciencia ficción tiene como idea el “es posible que ocurra”, y la fantasía se adentra en cosas que nunca serían posibles en este mundo. El cine de superhéroes a pesar de cumplir con los requisitos para los géneros de fantasía o ciencia ficción, suele considerarse como un género en su propio derecho. El día que los hermanos Lumiére realizaron su primera proyección cinematográfica, llamaron la atención del entonces director de un espectáculo dedicado a la magia, el padre de los efectos especiales y del cine fantástico como tal, el francés George Méliès que impresionado por el invento, no sólo fundó el Montruil-sous-Bois – el primer estudio cinematográfico de la historia-, sino que fue uno de los directores más destacados del cine de comienzos de siglo, que estuvo inicialmente plagado de películas de fantasía, hasta que el público se comenzó a inclinar por historias y dramas más realistas. Uno de los filmes más destacados de Méliès fue Viaje a la luna (1902), reconocida mundialmente por su irónica imagen de la luna con lo que parece ser una nave espacial en el ojo.

Las historias fílmicas se alimentaban de la literatura y el folclore popular de la época, y en 1910 fue rodada la primera adaptación de Frankenstein de Mary Shelley. Los efectos especiales procedían de lo utilizado en las producciones teatrales o de la clásica “linterna mágica” que no era más que el diseño de una cámara obscura que recibía imágenes del exterior haciéndose visibles en su interior y proyectándolas hacia afuera nuevamente. Otras obras reconocidas en esos años fueron  El gabinete del doctor Caligari en 1917, donde Robert Wiene plasma las constantes del cine expresionista al igual que Murnau en 1922 con Nosferatu, el vampiro, (que fue la primera versión de la novela Drácula de Bram Stoker). Pero no es hasta los años treinta donde se entra a la verdadera era del cine fantástico. Se realizaron versiones mejoradas de Drácula y Frankenstein, para luego continuar con películas como El hombre invisible (1933), La momia (1932), La novia de Frankenstein (1935), etc.

caligari_04

En esta época, Tom Browning nos regala La Parada de los Monstruos que fue interpretada por auténticos seres deformes de feria, y que en ese año de 1932 fue destrozada por la crítica. Al siguiente año se estrena la famosa cinta “King Kong” que nace de las historias literarias sobre mundos perdidos y prehistóricos de Sir Arthur Conan Doyle en El mundo perdido (1912) y Edgar Rice Burroughs La tierra olvidada por el tiempo (1975). Un hecho que marcó el poder de la ficción en el mundo real fue en 1938 cuando Orson Welles hizo una dramatización radiofónica del libro “La Guerra de los Mundos” de H. G. Welles creando un pánico masivo en Estados Unidos haciendo creer a los radioescuchas que una verdadera invasión alienígena estaba ocurriendo en ese momento.

Los alienígenas empezaron a ganar popularidad, en los cines se podían ver cintas como La invasión de los ladrones de cuerpos (1956), Invasores de Marte (1953) y, posteriormente, serían los monstruos y los mutantes, apareciendo en películas como La Mujer Avispa (1959), I Was a Teengae Werewolf (1957), remakes de Drácula, la Momia o Frankenstein.

Para 1968, llega al mundo uno de los clásicos de la ciencia ficción y la fantasía: El planeta de los simios, que ha llegado a ser una gran franquicia compuesta de ocho películas (con un remake, un reboot, dos series de televisión, cómics y libros). Y de aquí brincamos a los años 70, donde los vampiros glam toman la pantalla con The Rocky Horror Picture Show (1975), pero el gran éxito de la década aparece con La guerra de las galaxias de George Lucas que hasta la actualidad continúa como un enorme fenómeno cinematográfico y social.

En los ochenta, Tim Burton empieza sus primeros trabajos con los cortometrajes Vincent (1982) y Frankenweenie (1984), pero es hasta los años noventa cuando nos ofrece su primer largometraje Edward Scissorhands (1990) y la icónica Nightmare before Christmas (1993). 

En los años noventa y los principios del nuevo siglo, vemos nacer las sagas más representativas del género, como Jurassic Park (1993), El señor de los anillos: La comunidad del anillo (2001), Harry Potter y la piedra filosofal (2001), la saga Piratas del Caribe y todas aquellas producciones donde los monstruos y la magia se ven involucrados. Además, en el cine de animación tenemos el increíble trabajo que hace Hayao Miyazaki con El viaje de Chihiro (2001), El Castillo en el Cielo (1986), Ponyo (2008), entre otras.

Las brujas, hechiceros, vampiros, hombres lobo, alienígenas, héroes medievales, dragones, bestias míticas, fantasmas, mundos alternos, aventuras; todo aquello ha sido retomado por el cine comercial, el cine de entretenimiento; explotan la fantasía en todas sus formas con el objetivo de hacer que los espectadores puedan soñar con otras realidades más coloridas y más interesantes, alejando nuestra mirada de la dolorosa rutina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s