Cobertura GIFF 2016, día 2

Segundo día de cobertura del GIFF 2016. En las siguientes dos entregas nos dedicaremos a revisar por completo la Selección Oficial Largometraje México y algunas propuestas internacionales. El cine continúa en Guanajuato y se acerca el día para conocer a las películas galardonadas.

GIFF DÍA 1, EMPIEZA EL CINE EN GUANAJUATO CAPITAL

Muerte por muerte

Largometraje Internacional

F1521 je me tue a le dire

Michel Peneud (Jean-Jacques Rausin) es un treintañero hipocondríaco con un trabajo modesto que ha logrado conservar sin un gran esfuerzo físico y mucho menos mental. Su mundo gira en torno a la relación con su madre –más de un psicoanalista se puede sentir incómodo- y a su pareja sentimental Aurélie (Fanny Touron), quien a la menor provocación puede caer en una crisis emocional.

Michel tiene que cuidar a su madre, quien tiene cáncer de mama. El acercamiento con la mujer que le dio la vida puede ser un anuncio de un final cercano. Ante la situación por la que tiene que pasar Michel, un auténtico perdedor, se obsesiona con los senos y adquiere una enfermedad que no se puede rastrear medicamente.

Muerte por muerte (Je me tue à le dire, 2016) de Xavier Seron es un ejercicio de comedia y humor negro aderezado con una fotografía centrada en objetos repulsivos. Seres incomprendidos y volátiles desfilan en este acercamiento a la forma en la que el ser humano se comporta ante la muerte inminente.

Gringo

Largometraje México

Photo 2 GRINGO_Still-38_1

El exilio forzado es uno de los precios que ha tenido que pagar México desde que inició la guerra contra el narcotráfico. El cine mexicano ha presentado diversas posturas y propuestas respecto a esta problemática; algunas se centran en el retrato áspero y utilizan a la violencia como un eje central en el que las imágenes se regodean y revuelcan en un sinsentido que deshumaniza a los implicados.

El espectador no ha permanecido ajeno a este tipo de narrativas. Es común oír al público expresar su descontento y rechazo hacia las películas que se ocupan de estos tópicos. Gringo (2015) de José Luis Solís, plantea alejarse de ese panorama y opta por explorar la forma de vida a la que los mexicanos se han tenido que adaptar debido a las circunstancias actuales.

El primer largometraje de José Luis Solís explora a una joven pareja. Omar y Esperanza han regresado a México luego de concluir sus estudios de doctorado en Quebec. El regreso a su país de origen está marcado por un pasado que ha modificado por completo sus vidas y un golpe de realidad que los sitúa en una región en la que escasea la oportunidad laboral. Ante tal panorama, Omar decide viajar a San Antonio, Texas por una oferta laboral.

Gringo se convierte en un viaje con dos destinos. Por momentos, la película regresa en el tiempo y explora el fatídico destino que sufrió el padre de Omar a manos del crimen organizado, de igual forma, la historia se mueve por una carretera altamente peligrosa en búsqueda de una mejor vida. La película se aleja de las escenas violentas y se centra en la repercusión que ha tenido la guerra contra el narcotráfico en la sociedad mexicana.

Ese distanciamiento de la violencia visual es remplazado por momentos de tensión y suspenso cuando Omar transita por la tan temida carretera. La película se apropia ligeramente del thriller pero el desenlace de las escenas que en un principio intrigan al espectador se desvanece con una resolución frágil. Solís se interesa por explorar las mentes carcomidas de los personajes de esta familia, sin embargo, la respuesta  de los actores no termina por cerrar el círculo que se abrió. Cuando los narcotraficantes extorsionan a los conductores que transitan por la carretera, los personajes no explotan, apenas y se inmutan cuando sus existencias están por llegar a su fin; de esta forma se rompe el diálogo con el público. La puerta de la empatía que se había abierto y el reconocimiento del público en el espejo que debería de formar la película, nunca llega.

La crítica que hace Gringo no tiene mucho peso. Las autoridades, como bien es sabido, están coludidas con los perpetradores y sirven como andamio para facilitar la inseguridad y la injusticia. En la película la Policía Municipal de la región está conformada por sujetos patéticos que hacen retenes con tsurus y la Policía Federal es un objeto difuso que apenas y se distingue al fondo del paisaje. Omar, por su cuenta, golpea un señuelo en forma de patrulla instalado en la carretera como catarsis.

Si la intensión principal de la película no era crear una crítica hacia la situación actual del país y sí generar un vínculo con los personajes y el público, el resultado final se queda corto.

 

Una respuesta a “Cobertura GIFF 2016, día 2

  1. Pingback: #GIFF2016 de conflictos armados y matrimonios al borde del abismo | Metascopios·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s