Largometraje Mexicano FICM 2016 (I)

Largometraje Mexicano primera parte

La siguiente es la primera entrega de tres que realizaré sobre la sección de Largometraje Mexicano del FICM 2016. En la competencia de este año encontramos 15 largometrajes mexicanos que se podrán ver a lo largo del evento cinematográfico.

La experiencia arrancó desde el 22 de octubre. Los resultados han sido muy diversos. En general he podido ver dos polos opuestos en esta Selección. En el primer día de exhibición de materiales en competencia encontramos Minezota (2016) de Carlos Enderlela reseña completa en este link-y en otra sintonía Todo lo demás (2016) de Natalia Almada.

Esa era Dania

juan-yanes-esquina

Esa era Dania (2016) de Dariela Ludlow cuenta la historia de una joven que habita en un limbo existencial en el que las cosas no tienen un rumbo aparente. El letargo en el que vive Dania es uno de los limitados caminos que la juventud mexicana ha recorrido con gran pericia en la actualidad. Dania se muestra en la pantalla como es, una “nini” que se encuentra en una disyuntiva: salir a pasear y a fiestas o cuidar a su hijo bajo la poca tolerancia de su madre, justificada en los diversos tropiezos de su descendiente.

Dania, interpretada por la sobrina de Dariela, ve su actuación durante la película. Al mismo tiempo que el personaje de la joven madre cae una y otra vez con diversas problemáticas, su intérprete da su propia opinión sobre su vida. Y es precisamente a ese lugar al que asistimos, una imagen común que se repite en nuestro país: jóvenes sin futuro que vagan por el camino ante la mirada inquisidora de sus padres.

La película podría mejorar en cuanto a su ejecución técnica, sin embargo, este aspecto se puede defender si vemos el contexto de la historia: adolescentes que han encontrado en las redes sociales y los celulares una herramienta para registrar los momentos más importantes de su existencia. Es por eso que las escenas de la película en la que el aspecto de la imagen se modifica en video vertical grabado desde un iPhone, se comprenden como herramientas visuales que aportan a la historia.

El ejercicio cinematográfico de Ludlow puede conectar con Todo lo demás de Natalia Almada. Si esta coincidencia estuvo planeada por el FICM deliberadamente, se puede considerar como un gran acierto. En el mismo día se pudieron ver dos películas que juegan en las fronteras de la ficción y el documental. Almada tiene un control envidiable en sus actores y Ludlow juega con el cine en el cine.

Tiempo sin pulso

pelicula_6d42a88d4491c04b80a6a3e249b91bf7bf30ab7b

En la Competencia: Largometraje Mexicano, encontramos la ópera prima de Bárbara Ochoa Castañeda, joven egresada del CCC. Nos referimos a Tiempo sin pulso (2016), drama que explora la decadencia sentimental de una familia mexicana de clase media y el proceso de adaptación por el que pasa un joven en su incipiente vida sexual.

Bruno y su familia, pero sobre todo su madre, experimentan un duelo por la muerte de su hermano. Al mismo tiempo, Bruno atraviesa una etapa difícil en la que reprime toda experiencia sexual. Esa sexualidad contenida es una característica tan poco común en la pantalla que se puede rastrear en el machismo de la sociedad y la ceguera de algunos directores que no han prestado atención a este hecho. Y ese es el punto central de la trama que propone Ochoa con su película. La apuesta es arriesgada pero el resultado propone y se desmarca al retratar una perspectiva sobre la sexualidad masculina

El vigilante

vigilante2

Diego Ros ejecuta un thriller sincero, una obra que conoce sus limitantes pero sobre todo sus virtudes. Esa determinación se plasma con gran acierto en la película. Lo que propone Ros es una mirada al ser humano que se arriesga y toma decisiones sin control. Ante ese hecho, el director crea personajes inmersos en un sistema productivo deficiente que ve al obrero como una pieza de un ajedrez que controlan muy pocos jugadores.

Lo que inicia como una rutina en el trabajo de vigilancia de una obra en construcción, da un giro de 360° donde el desconcierto y las situaciones límites del ser humano se exponen sin concesiones ante una premisa mayor: sobrevivir. En pleno Día de la Independencia, Salvador se alista para intercambiar su turno laboral con su compañero, pero una serie de acontecimientos que rayan en lo absurdo, impedirán que se pueda retirar del lugar.

No hay una denuncia directa del director de El vigilante y no se antoja como un recurso que falte en este trabajo, sin embargo, el director ejecuta una serie de situaciones hilarantes que en suma exponen al ser humano rodeado de condiciones que lo suprimen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s